Por Josefina Pizarro
23 marzo, 2017

«San taxista milagroso líbranos de tanto mañoso».

Los milagros existen, se los aseguro, solo que no llegan de la forma en la que uno cree. Mi mamá vivía cerca de un supermercado que visitabamos todas las semanas, para comprar víveres y cosas así. Siempre había un hombre en silla de ruedas pidiendo dinero y nosotros le dábamos un poco, hay que ayudar al prójimo y todo eso. Pues bien, un día estábamos caminando y sorpresa, nos encontramos con el hombre bien paradito en sus dos piernas llevando su silla de ruedas a su casa. Casi se nos cae la cara de la impresión. Creo que fue un milagro…. ¡A quién quiero engañar! ¡Era un farsante!

A veces queremos un milagro en nuestra vida y que nos caiga dinero, un novio o un auto del cielo.

Aunque eso dolería bastante.

Pero como dijo el Hada Madrina en «Cenicienta», «Incluso los milagros toman su tiempo».

Ahora, si quieres ver un verdadero «milagro» actuar de forma rápida tienes que conocer la historia de esta taxista y un discapacitado.

Había una vez, en un pueblo muy, muy lejano un taxista que, muy enojado, bajó de su vehículo para pelear con un discapacitado. El pobre hombre en silla de ruedas le devolvió la discusión y pronto todo llegó a los golpes hasta que ¡Milagro! el discapacitado se paró  empezó a caminar. ¡Fin!

Que bella historia.

Mira el vídeo aquí:

Milagro en Guadalajara: Taxista "cura" a golpes a presunto discapacitado que pedía dinero en la vía pública.

Posted by AccesoZac on Sunday, March 19, 2017

El «divino» momento ocurrió en las calles de Guadalajara y lleva casi 3,5 millones de reproducciones, donde la gente ataca al supuesto discapacitado – no discapacitado.

Aquí puedes ver algunos:

Amén.

Facebook

¡Así es!

Facebook

¿Quién sabe? Tal vez el taxista sea milagroso y gracias a sus golpes levantó al discapacitado.

O…. era un farsante.

¿Qué piensas de esta notifica? ¿Has visto algún «milagro» como este?

Puede interesarte