Por Daniela Morano
5 febrero, 2019

«Conversamos durante horas, sobre la vida, nuestros trabajos, ser mamá, viajar. Hicieron del peor viaje uno que me quedará como recuerdo toda la vida», escribió.

Ser madre y trasladarse a cualquier lugar con un niño es complicado. Siempre se distraen o tienen necesidades tan distintas a las de una que el tiempo que una demora en hacer cualquier tarea básica se alarga más de lo necesario. Y viajar en avión puede llegar a ser aún peor. Entre llantos y gente reclamando, no es difícil entender por qué tantas prefieren simplemente no viajar.

Jessica Knapp, de Long Beach, Mississippi, no quería ni pensar en el día que tuviese que subir a un avión junto a su hijo de un año. No sólo debía llevar a su hijo, sino que además tenía 5 meses de embarazo, haciendo de todo el proceso mucho más agotador y estresante.

Para suerte de ella, la pareja que llegó a sentarse a su lado estaba más que dispuesta a ayudarla y dejarle respirar un minuto.

Facebook Jessica Knapp

«Estas últimas 3 semanas han sido muy estresantes. NO quería viajar con un niño de un año otra vez, con cinco meses de embarazo, y completamente sola», escribió en su cuenta de Facebook.

A pesar de que para muchos sentarse al lado de una persona junto a un bebé es su peor pesadilla, para Kevin y Lisa fue como si nada. La pareja tomó al hijo de Knapp en sus brazos, quien contento y relajado se quedó dormido sobre su regazo justo antes de despegar.

Facebook Jessica Knapp

Como muchos niños (y adultos) su hijo no es un gran fanático de los desconocidos pero parece que la pareja del avión tenían superpoderes, porque estaba muy feliz junto a ellos. «¡Lo hicieron reír y sentir tan seguro que se quedó dormido!».

Para Knapp nada podría haber sido mejor. Pudo conversar tranquilamente con los dos y además tomarse un merecido descanso entre viaje y viaje. «Conversamos durante horas, sobre la vida, nuestros trabajos, ser mamá, viajar. Hicieron del peor viaje uno que me quedará como recuerdo toda la vida. No alcancé a preguntarles su apellido, pero me gustaría agradecerles por restaurar mi fe en la humanidad cuando más lo necesitamos».

 

Puede interesarte