Por Josefina Pizarro
7 Julio, 2017

Todo para destruirle la vida al hombre que una vez amó.

El mundo dio un vuelco hace unos días cuando un furioso Rob Kardashian, en venganza por la infidelidad de Blac Chyna, subió fotos explícitas de esta a redes sociales. Instagram fue rápido y suspendió la cuenta del hermano de Kim Kardashian, pero el daño ya estaba hecho y nadie podía decir lo contrario. Un caso más o menos similar sucedió con esta mujer, quien era la amante de su jefe. Cuando éste la despidió, ella planeó la más cruel venganza contra su persona.

Kaylea Reid, de 26 años y residente de Ipswich, Inglaterra, intercambió varias fotografías de índole sexual con su jefe, Robert Page, cuando se hicieron muy cercanos luego de que ella terminara su relación anterior.

Facebook / Kaylea Reid

Pero luego de que Page la despidiera abruptamente de su trabajo en “Affinity Trust” una institución de caridad que apoya a personas con dificultad de aprendizaje, ella se vengó de la manera más cruel posible: subiendo las fotografías del hombre desnudo a la página de Facebook del negocio de su mujer.

Es más, Reid etiquetó a los colegas del jefe en la publicación para que pudieran ver las imágenes.

Facebook / Kaylea Reid

Sólo imagínate la cara del hombre. O de su esposa. O de todos sus colegas. Ouch, ouch, ouch.

Los magistrados de Ipswich escucharon cómo publicó dos fotos desnudas de Page en la página de Facebook del negocio de su mujer. Reid admitió revelar las fotografías sexuales privadas sin el consentimiento del señor Page y sólo con la intención de causarle sufrimiento.

Esto le pudo valer hasta dos años de cárcel, pero al final quedó con libertad condicional por sólo 6 meses. Además, tuvo que pagar una multa de 25 dólares.

Facebook / Kaylea Reid

El magistrado ordenó no pagar compensación a la víctima, debido a que describieron su comportamiento como “provocativo”.

Reid, que tiene problemas de ansiedad y depresión, empezó a trabajar para la compañía de Page como trabajadora de apoyo en noviembre del año pasado.

Facebook / Kaylea Reid

El tribunal escuchó que se separó de su novio en marzo de este año y el señor Page, que era su gerente, se convirtió en un “hombro para llorar”.

La pareja intercambió mensajes de textos “coquetos” y se envió fotografías privadas entre sí por WhatsApp.

Facebook / Kaylea Reid

Más de 200 personas han presentado denuncias por “venganza porno” desde que la ley se promulgó en Inglaterra en 2015; sin embargo, en su mayoría son hombres.

Y algo parecido le podría pasar a Rob Kardashian por divulgar las fotografías de Blac Chyna en Instagram, ya que en el estado de California, Estados unidos, es un crimen realmente serio que se castiga, además de $1,000 dólares de multa, con seis meses de prisión con la ley “porno de venganza”.

Twitter / E!

Te puede interesar