Desde muy pequeño navega sin ningún acompañante, pero siempre usa un chaleco salvavidas en caso de una emergencia.

Mientras hay niños afortunados a quienes sus padres los llevan a la escuela en la comodidad de sus autos y prácticamente los dejan sentados dentro de sus aulas, hay otros pequeños que deben enfrentar otras realidades más duras y difíciles para poder estudiar.

Uno de esos casos es el de Tanadet Petnoi, un niño de cinco años que vive en las afueras de Bangkok en una localidad que es conocida como la «Venecia oriental».

Como el lugar es de difícil acceso, debió ingeniárselas para asegurarse de llegar todos los días a la escuela… y la única forma de hacerlo es viajando en bote a motor.

Youtube @CGTN

El pequeño tuvo que aprender desde muy niño a conducir por el agua, pero afortunadamente es de todo su gusto, pues creció jugando videojuegos en los que debía competir en una lancha a motor y era todo un experto.

Así que cuando su padre notó que estaba creciendo rápido, no dudó en enseñarle a navegar.

Youtube @CGTN
Youtube @CGTN

Primero le enseñó cómo poner en marcha el motor y luego cómo conducir la embarcación sin problemas a través de los canales… y por lo visto aprendió bastante bien.

Si bien como todo niño siente algo de temor ante las actividades riesgosas, Tanadet tuvo que aprender a lidiar con el miedo… y haber navegado con su familia desde que era solo un bebé sin duda le hace las cosas mucho más fáciles.

Por ahora el pequeño navega hacia la escuela a 40 kilómetros por hora sin ningún acompañante, sin embargo aún necesita la ayuda de un adulto para encender el motor, ya que aunque sabe perfectamente cómo hacerlo, no tiene la fuerza suficiente para lograrlo por su cuenta.

Youtube @CGTN

Y siempre usa un chaleco salvavidas por si hubiese algún inconveniente que afrontar.

Puede interesarte