Por Cristofer García
15 octubre, 2020

La casa de Teresa, en Medellín, estaba a punto de colapsar. En el video ella se limpiaba las lágrimas, sobrepasada por la situación. Ningún abuelo debería vivir esto.

Los padres lo dan todo por sus hijos, por lo cual necesitan que, al llegar a la vejez, sus hijos le devuelvan el sacrificio. No obstante, no siempre es así, porque hay quienes son malagradecidos, como le sucedió a Teresa, quien a sus 79 años, fue abandonada por sus hijas.

Ella vive en un una zona montañosa del barrio Caicedo, en Medellín, Colombia. Su casa está al borde del colapso, al tratarse de una vivienda irregular. Sin embargo, no tiene más opción que vivir ahí, sola.

Giovani Marulanda

Según compartió el periodista Giovani Marulanda en su cuenta en la red social Twitter, Teresa fue dejada a un lado por sus dos hijas, a pesar de las condiciones precarias de vida que lleva. Esta abuela, incluso, no cuenta con recursos para alimentarse.

“Se llama Teresa, tiene 79 años y fue abandonada por 2 hijas, vive en rancho de madera a punto de colapsar en zona montañosa del barrio Caicedo, en la comuna 8 Medellín. Cuando la encontramos llevaba 3 días sin comer y hoy necesita de nuestra solidaridad”, escribió Marulanda.

Giovani Marulanda

En un video publicado por el periodista, se puede observar a Teresa llorando por la situación en la que se encuentra y limpiando las lágrimas al conversar. Ella también padece de problemas de salud, como dolores musculares, además de en codos y espalda, por lo cual el comunicador social invitó a todos los que puedan, colaborar con su causa.

Afortunadamente, al hacerse conocida su historia, el alcalde de la localidad, Daniel Quintero, publicó en su Twitter “un equipo de la Alcaldía desde la secretaria de Inclusión Social va en camino a visitarla. Les contaré avances”.

Giovani Marulanda

La ayuda llegó rápido, luego de que la secretaria de Inclusión Social de Medellín, Mónica Alejandra Gómez, informó que “doña Teresa fue atendida y tiene sus derechos garantizados hoy. Trabajaremos en los vínculos de su red familiar para que pueda volver a su hogar en condiciones dignas”.

Giovani Marulanda

Muchos se vieron involucrados de forma solidaria para ayudarla, pero esta situación también generó indignación por las pobres condiciones a las que fue sometida.

Puede interesarte