Por Teresa Donoso
13 abril, 2017

Llevaba a su hermanita de cuatro años con él.

Un pequeño niño de sólo ocho años logró conducir por dos kilómetros y medio el auto de sus padres sin causar ningún tipo de accidentes. El pequeño, quien llevaba a su hermana de cuatro años con él, se dirigía a una tienda de la cadena McDonald’s pues quería comer una hamburguesa. Según indicó el portal de Fox News, el pequeño se había dedicado a ver videos de YouTube y de esa forma habría aprendido a conducir.

Los testigos aseguraron que el menor había seguido al pie de la letra todas las leyes del tránsito, parando en todas las luces rojas y deteniéndose antes de virar a la izquierda para entrar al McDonald’s. También reportaron que el chico se había mantenido dentro de los límites de velocidad.

El policía Jacob Koehler le indicó al medio WFMJ que los trabajadores de McDonald’s pensaron que los padres del chico estaban en la parte trasera del auto y que todo era una broma, especialmente cuando vieron a los chicos sacar una alcancía.

Mientras los niños compraban, el policía se les acercó, presintiendo algo extraño. Fue allí que el niño se puso a llorar y confesó que sabía que había hecho algo malo, pero es que tenía muchas ganas de comer una hamburguesa.

Según cuenta Fox News, la policía llamó a sus abuelos para que los fueran a recoger. Los padres se encontraban en casa, supuestamente durmiendo y por ello no habían notado que los niños no estaban. Lo bueno fue que, mientras esperaban, los chicos cumplieron su deseo y finalmente pudieron comer la hamburguesa que tanto querían.

Te puede interesar