Por Camilo Fernández
12 febrero, 2018

El pobre estaba sedado y deshidratado en un pequeño contenedor.

Uno podría esperar todo tipo de contrabando en un aeropuerto. Drogas, armas, elementos prohibidos. Pero jamás un tigre. Fue precisamente otro animal, un perro rastreador, que logró rescatarlo de quién sabe que destino le deparaba. Uno no muy bueno, es de suponer.

Policía Federal de México

Las autoridades México interceptaron el paquete que contenía el pequeño tigre de Bengala, el cual se encontraba sedado y deshidratado.

Policía Federal de México

El animal iba a viajar desde el estado occidental de Jalisco hasta el estado central de Querétaro encerrado en un contenedor de plástico azul. Lo único que se le encontró adentro fueron pedazos de papeles de diario.

Policía Federal de México

Los agentes de vida silvestre de PROFEPA determinaron que el cachorro estaba deshidratado y con bajo peso. Fue derivado a un centro de protección animal.

Policía Federal de México

La Policía investigará el caso y tratará de dar con los culpables contra este atentado contra un ejemplar en peligro de extinción y el delito de tráfico ilegal de animales.

Puede interesarte