Por Andrea Araya Moya
22 agosto, 2019

#PrayForAmazonas

El voraz incendio del pulmón del mundo está acaparando las principales redes sociales, sobre todo porque muchas personas exigen ayuda para poder apagar el fuego que ya lleva 16 días devorando la Amazonía.

Entre enero y lo que lleva agosto ya se han registrado más de 72 mil focos de incendios forestales en Brasil, incluso un 83% más que el año pasado, según reportó el Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE). Pero aún se desconocen las causas de estos focos, a pesar de que muchos aseguran que se trata de quemas intencionales para convertir los terrenos en área de pastoreo.

Así mismo, en Bolivia, la zona oriental de Santa Cruz ha registrado una serie de incendios que en más de 3 semanas consumieron más de 500 mil héctareas de bosques y pastizales.

La NASA ha estado compartiendo diferentes imágenes que muestran el devastador incendio en su paso.

Y el panorama es abrumador. En serio tenemos que hacer algo.

AFP

Tanta ha sido la devastación del incendio, que incluso el gobierno de Brasil decretó estado de emergencia, pues el denso humo incluso llegó a la zona urbana del país y oscureció los cielos. 

Reuters

Por otro lado, en redes sociales muchos están siguiendo el hashtag #PrayforAmazonas, superando los 300 mil tuits y compartiendo diferentes imágenes y mensajes para crear consciencia sobre el medioambiente.

BBC

Pero muchos se han equivocado.

Aunque la intención es ayudar, la situación se ha prestado también para difundir imágenes falsas del incendio, sobre todo compartiendo imágenes que datan de años anteriores o, peor, que ni siquiera corresponden a la zona.

Para aclarar todo, la Agence France-Presse (AFP) decidió salir al paso y hacer un recopilado de todas las noticias e imágenes falsas que están circulando, para evitar la desinformación.

Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, si el Amazonas llega a un punto sin retorno debido al enorme incendio, la selva tropical podría convertirse en una sabana seca no habitable. Si esto pasa, ya no será una fuente de oxígeno, sino que comenzará a emitir carbono. 

Esperemos que eso nunca pase.

Puede interesarte