Por Elena Cortés
8 mayo, 2017

¿Quién ríe último ríe mejor?

La sociedad se ha vuelto tan abrumadora, que hasta el más mínimo detalle que creemos “no será aceptado” por los demás se vuelve prácticamente un trauma. Un clarísimo ejemplo es cuando te sale un grano en la frente y, te lo tratas de tapar hasta el final para que nadie lo note. Mariana Mendes, de 24 años, tiene una enorme mancha de nacimiento en la cara, y esto le ha traído un sinfín de situaciones incómodas.

Ella es Mariana Mendez, tiene 24 años y es de Juiz de Fora, Brasil. 

Caters News Agency

Esta bella chica nació con una enorme mancha negra en su cara y, a pesar de haber sido gran parte de su vida el “hazmerreír” de muchos, ella dice que esto la vuelve “única” y que jamás se ha sentido avergonzada por ello. Esto la ha ayudado a levantar voz por las cosas en las que cree.

Caters News Agency

Cuando Mariana tenía cinco años se sometió a una cirugía con la esperanza de que pudieran removerle la mancha.

Caters News Agency

Pero, desgraciadamente no se pudo hacer nada y hasta creció un poco más.

“Mi mancha me hace sentirme más hermosa y completamente diferente que los demás. Tener un nevus del tamaño del que yo lo tengo no es común, y por eso mucha gente se me queda mirando porque les parece extraño, pero a mi no me importa. Aunque haya otros que piensen que es un tatuaje o algo por el estilo, tampoco se me hace problema explicarles lo que realmente es”. 

-Mariana Mendez-

Caters News Agency

Cuando la chica era niña recibió una serie de horrendas críticas, pero el bullying que sufrió la hizo más estable emocionalmente también. A pesar de que su madre intentó “ayudarla” con la situación, y después de acudir a varias sesiones de tratamiento con láser, nada funcionó. Mariana confiesa que se sintió muy feliz al dejar de ir a esas sesiones porque ya estaba comenzando a aceptar la mancha como parte de ella misma.

Caters News Agency
Caters News Agency

Al mismo tiempo, la chica de 24 dice que su nevus la hace sentirse orgullosa porque la ha ayudado a descubrirse.

Caters News Agency

“Estoy agradecida con la vida por mi nevus. Esta mancha me ha hecho entender que lo más importante es que me acepte a mi misma. Nunca debí de querer quitarme mi nevus en primer lugar”. 

-Mariana Mendez-

Hoy, Mariana inspira a otros a aceptar sus “diferencias”. 

Caters News Agency

“Nunca me sentiré avergonzada por mi mancha. Siempre me sentiré bien por tenerla”, concluyó.

Caters News Agency

¡Viva su mancha!

Te puede interesar