Por Daniela Morano
24 abril, 2018

El hombre aseguró que sólo estaba él, su hija y su esposa.

En un soleado día de verano de 1964, Jim Templeton, bombero de Carlisle al noreste de Inglaterra, salió junto a su hija de paseo. “Nos sentamos y le dije: ‘Ahora voy a sacar algunas fotos tuyas con el vestido nuevo’, sin esperar que eso sucediera”. Ese “eso” de lo que habla, es toda la atención que recibió por parte de medios y el mundo entero, durante décadas, por la misteriosa figura que aparece detrás de su hija Elizabeth.

Según la BBC, para los ufólogos era obvio lo que aquí ocurrió. El traje blanco, un casco, el visor oscuro: todo apuntaba a que un astronauta se había aparecido en la foto de la niña.

Jim Templeton

Sin embargo Templeton aseguró que aparte de su hija, las únicas personas presentes en ese parque eran su esposa y dos pensionistas sentamos dentro de un coche. Cuando reveló las fotos, el químico encargado de aquello le dijo que una figura había arruinado una de sus fotos, y fue entonces cuando vio por primera vez a este “astronauta”.

Jim Templeton

Templeton llevó la foto a la policía, quienes le aseguraron que no había nada fuera de lo normal. La compañía Kodak dijo lo mismo y ofreció recompensa a quien comprobara que la foto era falsificada. Nunca nadie la reclamó.

“Llegó la atención del periódico local, The Cumberland News. A partir de ahí, se disparó. Fue recogido por el Daily Mail y Express,” dijo el doctor David Clarke, autor del libro “Los archivos OVNI”.

Templeton recibía cartas de todo el mundo. Algunos le decían que era un espíritu, otros que él y su hija tenían poderes psíquicos, y cada teoría era más y más extraña.

Aún más extraño fue cuando dos hombres de negro, quienes simplemente se identificaron como Número 9 y Número 11, pidieron al hombre que los llevara al lugar donde tomó la foto.

BBC

Y la historia se pone aún más extraña.

En Woomera, al sur de Australia, un misil Blue Streak sería lanzado pocos días después de que aquella foto fue tomada. Sin embargo el lanzamiento fue abortado por los técnicos quienes dijeron haber visto a dos hombres en el campo de tiro.

Después de ver la foto de Solway Spaceman en un periódico, los técnicos quedaron en shock al darse cuenta que era igual a los que ellos vieron.

Clarke asegura que estos dos eventos no tienen ninguna relación uno con otro. “Descubrí todo el papeleo en los archivos del Ministerio de Defensa hace unos años. La película estaba en el Imperial Wat Museum de Londres. Parecía un triángulo de luz: era claramente un destello del lente”.

Wikipedia

Y no existe ningún registro fotográfico de lo que los técnicos dicen haber visto.

Sarah Spellman, presidenta de la Asociación para el Estudio Científico de Fenómenos Anómalos, está de acuerdo con que “es una curiosidad interesante. Una vez que lo ves y haces la conexión con el astronauta, es una fotografía bastante llamativa”.

Muchos insisten en que es un error de la foto, que muchos avistamientos de hadas, ángeles, espíritus “fueron destellos de lentes o fueron manipuladas, pero se nutrieron del espiritualismo del siglo XIX”.

Clarke cree fielmente en lo que cuenta Templeton, excepto por la historia de los hombres de negro: “quienquiera que fue a visitarlo, dudo que fuera del gobierno”.

De todas maneras asegura que es poco probable que la foto sea real, en el sentido de que quizás si se cruzó alguien, pero él no lo vio.

Jim Templeton

“Una de las fotos muestra a la esposa de Jim que, según él, estaba parada detrás de él cuando tomó la foto de Elizabeth”, dijo. “Creo que por alguna razón su esposa se metió en la toma y él no la vio porque con esa cámara en particular solo se podía ver el 70% de lo que había en la toma a través del visor“.

 

Puede interesarte