Por Macarena Faunes
11 julio, 2019

La carrera anual Emerald Downs se realiza todos los años en Washington. 20 personas disfrazadas con trajes inflables de este clásico dinosaurio corren lo más rápido posible para obtener el primer lugar.

Cuando uno va a una carrera siempre espera que los protagonistas sean atletas o caballos. Es lo más lógico. Te preparas para alentarlos y sueles apostar todo tu dinero a quien se ve más veloz. Pero una inusual tradición se lleva a cabo en Estados Unidos, ya que los participantes son personas disfrazadas de un animal que está extinto hace millones de años. Si de competencias extrañas hablamos, esta sí que es una de estas.

Se llevó a cabo la tercera versión de la corrida anual Emerald Downs, cuyos 20 competidores son personas disfrazadas de los clásicos dinosaurios T-rex en trajes inflables.

Facebook Emerald Downs.

Sus participantes luchan contra el aire en sus cabezas, al mismo tiempo que intentan obtener la mejor posición que los hará llegar primero a la línea de meta.

Facebook Emerald Downs.

La corrida de este año estuvo reñida entre los temibles Rex Girlfriend y Regular Unleaded, siendo este último el vencedor por tan solo una cola.

Facebook Emerald Downs.

Este entretenido momento fue grabado por un asistente, video donde se ve cómo algunos de los participantes quedan a pleno camino, mientras que otros intentan correr lo más rápido posible a pesar de lo incómodo que es hacerlo con estos disfraces.

Facebook Emerald Downs.

«Esta es la carrera más hilarante que he visto en mi vida», «no me gustaría correr con un traje como este», «ojalá hubiesen corrido de esta manera los verdaderos dinosaurios para escapar de la extinción», fueron algunos de los comentarios que generó el registro en redes sociales, el que suma más de 24 millones de «me gusta».

El evento realizado en Washington es respaldado por Triguard Pest Control, y se ha convertido en una de las tradiciones más esperadas por los lugareños. En vista del fanatismo, los organizadores prometieron que la versión del próximo año será más grande y mejor que la anterior.

Luchar contra el viento mientras corres con esos trajes inflables debe ser una de las peores sensaciones del mundo. Pero si quieres ganar la satisfacción de ser el dinosaurio T-rex más veloz de Washington, vale la pena que lo hagas.

Puede interesarte