Por Vicente Quijada
7 septiembre, 2018

Una muestra más de la competitiva personalidad del luso.

Han pasado 10 años ya desde que Cristiano Ronaldo, en ese entonces en las filas del Manchester United, conquistó su primera Champions League. Reconocido ya como uno de los astros del fútbol mundial, el portugués comandó a los “Diablos Rojos” -siendo el goleador de la competición con 8 tantos- hasta la final contra su par inglés, el Chelsea. Allí, abrió la cuenta con un certero cabezazo y luego la suerte estuvo de su lado en la tanda de penales, que finalizó a favor de la escuadra de Manchester.

REX

Esa noche CR7 tocó la gloria por primera vez, y con tan sólo 23 años. Sin embargo, y a diferencia de lo que haría cualquiera en su lugar, el futbolista no fue a celebrar, sino que a todo lo contrario, y así lo relató Nuno Viveiros en conversación con Tuttosport.

“Viví con Cristiano en Manchester durante 5 años, fue una experiencia inolvidable”, empezó contando su primo, quien también se desempeña como futbolista. “Esa noche cuando el equipo ganó la Champions League en 2008. ¿Recuerdas aquella final en Moscú con el Chelsea, que terminó en penales?”, prosigue, en referencia a la infartante tanda que definió el título. En el tercer lanzamiento, Ronaldo disparó de manera muy anunciada y Cech le atajó, poniendo en jaque al Manchester. Pero el resbalón de Terry en el disparo definitivo le dio una segunda vida a los de Ferguson y, tras la anotación de Giggs, Van der Sar le tapó a Anelka y selló el encuentro. 

AP

“¿Sabes qué hizo Cristiano cuando volvió a Manchester esa noche? Fue a entrenar”, narra su familiar. “Fue a entrenar después de haberse convertido en campeón. Campeón de Europa a los 23 años, él es así, es un verdadero hijo de Madeira”, reflexionó sobre el jugador nacido en Funchal, en la mencionada localidad de Portugal.

Los años pasaron y el espíritu competitivo de Cristiano dio frutos, convirtiéndose en el máximo anotador de la competición de la UEFA, con 121 anotaciones, y levantando en 4 ocasiones más la Orejona. Y todas con el Real Madrid, donde se convirtió en una leyenda del club, rompiendo todos los récords establecidos. Esta temporada emigró a la Juventus, donde buscará nuevamente levantar el trofeo que tanto adora, y empezará dicha conquista ante su antiguo club, el Manchester United. CR7 se cruzará por cuarta -y quinta- vez ante los “Diablos Rojos”, luego de eliminarlos en octavos de final del 2013 -marcándole 2 tantos-, y luego en la Supercopa de Europa de 2017.

REX

¿Volverá a levantar la Orejona?

Puede interesarte