Por Antonio Rosselot
14 noviembre, 2017

Al parecer, la receta de las hamburguesas sigue siendo un secreto…

En breve se cumplirá un año desde que Donald Trump asumió la Presidencia de los Estados Unidos de América y se instaló en la Casa Blanca. Y en este período, hemos podido comprobar que Donald es un tipo mañoso, y de gustos muy particulares: aunque con la fortuna que tiene podría comprar caviar y champaña Dom Perignon, el magnate y ex figura de televisión es fanático de la comida rápida. En específico, del Cuarto de Libra con Queso, una de las hamburguesas estrellas de McDonald’s.

Por lo mismo, el hombre de blondo cabello le pidió expresamente a los chefs de la Casa Blanca que trataran de replicar la hamburguesa ya mencionada, y que quedara con el mismo sabor de la que comercializan en los locales. Y obviamente, como el niño que es, pidió que la hamburguesa viniera con extra ketchup y sin pepinillos. ¿No les decíamos que el caballero era mañoso?

En declaraciones de Keith Schiller, quien fuese guardaespaldas de Trump y ex Director de Operaciones del Despacho Oval hasta septiembre, el Presidente no habría quedado satisfecho con lo que improvisaron sus cocineros. Al parecer, los ingredientes de la Casa Blanca son demasiado finos y de gran calidad, por lo que el sabor de este improvisado Cuarto de Libra con Queso era bastante distinto al que buscaba el hombre del peluquín.

Por lo mismo, Donald envió a Schiller a un McDonald’s cerca de la Casa Blanca, para que le saciara el antojo. En todo caso, la ex mano derecha del Presidente estaba acostumbrado a ese tipo de pedidos: en campaña, Trump le pedía constantemente que fuese a comprar comida a la cadena de comida rápida.

Keith Schiller, ex guardaespaldas de Trump. (AP)

Me pregunto qué ingredientes tenía esa hamburguesa “premium”… en vez de botarla, me la podrían haber traído a mí.

No te lo pierdas