Por Alejandro Basulto
31 julio, 2020

A Zead Hudson le habían dicho que el agente de viajes canceló su estadía en el hotel la semana anterior, por lo que al no encontrar otra reserva barata, solo le quedó la intemperie.

Los viajes de vacaciones no siempre salen como uno quiere. En ocasiones, puede ocurrir un imprevisto que cambie todos los planes, obligando a optar por otras alternativas y opciones para disfrutar esos días de descanso y paz. Y con la pandemia del coronavirus, más difícil todavía es poder llevar a cabo una salida por el mundo para entretenerse y alejarse del estrés. Debido a que entre las medidas que han implementado por esta epidemia, están justamente la de limitar los viajes y el transitar de las personas. Lo que a una pareja británica les vino muy mal.

Amsterdan | Pixabay

Ya que mientras Zead Hudson, de 26 años, estaba feliz de poder conocer Holanda junto con su novio de 42 años. Una vacaciones soñadas, en uno de los países más desarrollados y bellos del continente europeo. Sus planes no resultaron ocurriendo como ellos querían. Debido a que tras costear con la agencia de viajes la estadía en el hotel por más 2.103 dólares estadounidenses, al llegar a este lugar en la ciudad de Amsterdan, los empleados le dijeron que el agente de viajes había cancelado su reserva una semana de antes.

Triangle News

Lo peor, es que al buscar otras alternativas para descansar, se encontraron con la mala noticia de que la habitación más barata costaba más de mil dólares, mientras que ellos solo tenían 657 dólares para gastar. Finalmente, la única opción que les quedó fue la peor de todas, la pesadilla de todas las personas que buscan pasar un increíble momento en sus vacaciones. Ya que no les quedó más opción que alojarse debajo de un puente en un paso subterráneo, en plena intemperie.

«Me sentí realmente vulnerable. Estaba completamente aterrorizada. Sientes que estás constantemente mirando por encima del hombro (…) Y con el coronavirus cerca, le dije a mi compañero: ‘¿Vamos a atrapar algo?’ (…) Teníamos máscaras y estábamos tratando de mantenernos limpios, pero ¿cómo puedes? Estábamos en las calles alrededor de todo tipo de gérmenes (…) No puedes dormir en la intemperie en el centro de la ciudad, así que encontramos este túnel, creo que estaba debajo de una línea de metro, y fuimos allí porque desde que llegamos estaba absolutamente empapada (…) Fue muy aterrador. Estaba oscureciendo y me estaba poniendo ansiosa porque no sabes cuándo estás en un país diferente de qué tipo de personas se trata (…) Estaba absolutamente helada y mojada, y no dormía mucho, era una situación realmente estresante»

– dijo Zea Hudson, según consigna Daily Mail.

Triangle News

Esta británica dio a conocer su experiencia en la red social TikTok, donde tiene más 16 mil seguidores, explicando que estando bajo una torrencial lluvia, recurrieron a todos los hoteles cercanos, sin embargo, estos estaban completamente reservados o tenían un rango de precios que superaba el que ellos podían gastar. Situación que se agravó aun más al ella sufrir de endometriosis, asma, artritis y displasia de cadera, por lo que junto con dormir muy incómodamente, también tras resfriarse por la humedad, ha estado varios días con ataques de asma agudos. Teme tener COVID-19 y se hará la prueba si sus síntomas persisten. Esto mientras que desde la agencia de viajes, Loveholidays, todavía no respondían sus cuatro mensajes, 30 llamadas y no le habían reembolsado ni dado disculpas.

Triangle News

«Lamentamos mucho la experiencia de Zea. El 13 de julio, Loveholidays fue informado incorrectamente a través de los datos oficiales del vuelo de que el vuelo que Zea debía tomar había sido cancelado (…) Contactamos a Zea inmediatamente para informarle de esto y le proporcionamos opciones con respecto a su reserva cancelada (…) Esto habría sido visible en el portal Gestionar mi reserva en nuestro sitio web, que como agencia de viajes en línea, es cómo nuestros clientes reservan y gestionan sus vacaciones con nosotros (…) No sabíamos que Zea viajó porque estábamos operando sobre la base de que las vacaciones habían sido canceladas, ya que los datos oficiales del vuelo habían confirmado la cancelación del vuelo, que había sido comunicado a Zea (…) Ahora sabemos que Zea intentó contactarnos pero no pudo hacerlo, ya que se estaba utilizando un número incorrecto (…) Nuestro equipo de servicio al cliente ha estado en contacto con Zea para disculparse y nos complace proporcionarle un reembolso»

– fue parte de lo expresado en el comunicado de Loveholidays, luego de conocer su caso en los medios.

Tras el mal momento, Zea Hudson recibirá las disculpas y el reembolso por sus infructuosas y horribles «vacaciones», que estuvieron muy lejos de ser el descanso y el escape soñado tras haber sido hace poco despedida de su trabajo de medio tiempo. En la actualidad, ella y su novio se encuentran con licencia.

Puede interesarte