Por Vicente Quijada
18 octubre, 2018

Hoy, el francés de origen senegalés triunfa en el fútbol inglés y hasta creó una asociación para ayudar a los más desprotegidos.

Con 28 años, Mamadou Sakho pasa por uno de los mejores momentos de su carrera. Tras sus pasos por el PSG y el Liverpool, el defensa se afianzó en la zaga del Crystal Palace y destacó en la Premier League, ganándose un puesto en la última nomina de Deschamps. Pero hace 15 años su vida no era para nada fácil.

 

AFP

Fue en ese entonces, con apenas 13 primaveras, que murió su padre, dejándolo a él, su madre y 6 hermanos a la deriva en Goutte d’Or, una zona pobre en Paris donde se concentra la gran parte de la inmigración africana. “Nadie puede decirme que no sé lo que es no tener comida o nadie puede decirme el frío que hace afuera. Tuve que dormir en la calle, pedir algunas monedas y robar sólo para comer algo. Era mi vida real cuando era joven”, confesó -en conversación con CNN- el jugador de origen senegalés.

Sin embargo, su talento con el balón lo ayudó a salir adelante y sólo 3 años después ya era parte del elenco sub 17 del Paris Saint Germain, debutando con el primer equipo en 2007. Luego, la vida le sonreiría al zaguero, teniendo un exitoso paso por el elenco capitalino y luego en el Liverpool, asentándose en la liga inglesa. Allí, en 2016, sufrió una suspensión por dopaje -debido a un elemento para quemar grasas- que luego fue desestimada, continuando su carrera con solidez.

AFP

“Tuve una vida bastante difícil, pero esos tiempos difíciles me ayudaron a crecer y ser el hombre que soy hoy. El fútbol me ha cambiado la vida y me ha enseñado a devolver ese apoyo a este deporte y a los hinchas cuando estoy en el campo”, declaró el defensa.“A pesar de todo, me ha ayudado a tener una mentalidad más fuerte y ser una persona mejor. Ayudo siempre a alguien que me necesite”, agregó.

Y Sakho no se queda sólo con las intenciones, ya que con tan sólo 19 años, y junto a su esposa, creó AMSAK -Asociación Mamadou Sakho-, la cual busca ayudar a jóvenes en situaciones de precariedad. “Creo que es importante ir a África y ayudar a la gente aquí en el Reino Unido. Cuando estaba en Liverpool, por ejemplo, fui visitar varios hospitales infantiles. Como dije, todos podemos ayudar”, sostiene el defensa.

PA

Un ejemplo de grandeza y superación digno de admirar. 

Puede interesarte