Por Andrés Cortés
9 marzo, 2018

Así quedó finalmente su rostro.

Cada día que pasa las cirugías plásticas se vuelven más comunes y estoy seguro que muchos de nosotros hemos pensado en modificar una cosita por allí o por acá. Pero en 1917, cuando la Primera Guerra Mundial comenzaba a entrar en su desenlace, las cirugías plásticas no eran masivas. De hecho, ni siquiera existían. ¿O sí?

Walter Ernest O’Neil manejaba armas dentro de un barco HMS Warspite durante la Primera Guerra Mundial, en 1916. En el ejercicio de su trabajo sufrió graves lesiones faciales que deformaron su rostro.

El hombre sufrió la pérdida de los párpados superiores e inferiores, y varias lesiones en todo su rostro que lo dejaron así:

Paddy Hartley

En 1917 fue atendido por Sir Harold Gillies, el primero hombre que utilizó injertos de piel en áreas no dañadas del cuerpo a que hoy se le conoce como “el padre de la cirugía plástica”.

La historia que se conoce señala que Walter sería el primer ser humano en ser sometido a los beneficios de la cirugía plástica a través de una forma de injerto de piel llamada “pediculado tubular”.

Como vemos, el joven marinero recibió nuevos párpados en una “máscara” de piel injertada en su rostro y ojos.

Paddy Hartley

Paddy Hartley

El artista Paddy Hartley de 37 años ha intentado recopilar información y contactar a la familia de Walter Ernest O’Neil con el fin de esclarecer su historia. Pero de momento no hay muchos datos o fotografías más que las expuestas.

Lo que sí narra es que la Primera Guerra Mundial dejó un precedente de hombres con deformaciones faciales. “Muchos no podían oír, hablar, comer o beber. Lucharon por volver a asimilarse nuevamente en una vida civil“. Y es así como la mano cirujano de Guillies aparece como una esperanza, convirtiéndose en el padre de la cirugía plástica.

Así es como se ve Walter luego de un tiempo después del procedimiento antes explicado.

Paddy Hartley

Paddy Hartley

Lamentablemente no se tiene más información sobre él. Lo poco que se sabe es sobre su desenlace, pues el Walter habría muerto en 1990 por causas naturales.

Lo que si nos queda claro es cómo la cirugía plástica comenzó y cómo se encuentra hoy. Gracias a estas imágenes y relato que recopiló Paddy Hartley, podemos ver los grandes avances de la ciencia.

Puede interesarte