Por Daniela Morano
10 mayo, 2019

Se habían acercado al entrenador para contemplarla y de un momento a otro el ave fijó su objetivo. El video fue grabado en la Plaza de la Constitución en Ciudad de México.

Padres y madres hay muchos en el mundo, y cada uno tiene su propio estilo de educación con sus hijos/as. Algunos son sobre protectores y no dejan que sus progenitores hagan nada solos, mientras que a otros no les podría importar menos que si un día uno de ellos desaparece. Pocos logran el equilibrio.

En el caso de la mamá de este video mucho se podría decir, pero cada quien deberá juzgar por sí mismo. Grabado en la Plaza de la Constitución en Ciudad de México, se puede ver en el video a una pequeña niña y su mamá acercándose a un hombre que mostraba a su águila a los turistas.

Ambas se acercaron a él para echarle una mirada al ave de cerca, y la niña estiró su brazo. Esto es una señal para el águila, de que tiene permiso para posarse sobre su brazo, pero la niña parecía no estar preparada mentalmente para estar tan cerca del imponente ave y terminó aterrorizada cuando se le intentó posar sobre su cabeza.

Mientras, su mamá no podía dejar de reírse de la situación, que le pareció muy cómica.

Facebook Noesin RaSa

Muchas personas criticaron en redes sociales a la mujer, diciendo que nada de divertido tiene que su hija haya estado aterrorizada.

Sin embargo el ave estaba atada al cetrero y al estar domesticada, no le haría daño a la niña. Claro que por ser pequeña, se debe haber imaginado que el ave era mucho más grande lo que nosotros vemos y eso claro que da miedo.

No es más que una divertida anécdota para cuando sea grande, quizás hasta se quiera dedicar a las aves el resto de su vida.

Puede interesarte