Por Daniela Morano
18 abril, 2017

“No es la decisión de un hombre”.

Lamyaa es una chica de 17 años que vive en Pennsylvania. Hace poco estaba incluida en un chat grupal, donde no conocía a todos. Cuando comenzaron a discutir sobre Donald Trump, Lamyaa inmediatamente se puso en su lugar como mujer árabe musulmana y dio a conocer su opinión respecto al presidente. Uno de los chicos del grupo se percató de su religión y comenzó a atacarla verbalmente.

Twitter lxmyaa

“Deja de defender al Islam, perra, cállate, no podrías quitarte ese pañuelo sin que tu papá te dé una paliza”, decía el mensaje que recibió. 

Twitter lxmyaa

Menos mal ella tuvo la mejor respuesta posible. Porque en vez de dejar que ganaran los mensajes abusivos y ella respondiera igual, decidió ser más elegante.

Twitter lxmyaa

“Papá, tengo algo que decirte.

Cuéntame. ¿Te encuentras bien?

Sí, estoy bien. Estaba pensando. Quiero quitarme mi hijab.

Cariño esa no es mi decisión. No es la decisión de un hombre. Si es lo que quieres, hazlo. Te apoyaré no importa qué pase. ¿Está todo bien? ¿Pasó algo?”.

La chica subió el mensaje a su cuenta de twitter y recibió varios mensajes de apoyo.

“No, no me quitaré mi hijab.

NO TE LO QUITES NENA”.

“Para aquellos asustados con el texto en árabe, dice ‘¿Estás bien, cariño?’ para que no suden de más”.

Pero alguien no estuvo de acuerdo con ella.

“Entonces porque tú no estás oprimida, entonces nadie está oprimida… así que las miles de chicas (como yo) que no quieren quitárselo, pero no pueden y están literalmente bajo amenaza de sus padres, están todas liberadas. ¡Gracias!”

Por supuesto que Lamyaa no se quedó callada y respondió con esto:

“Ya que esta es una mentalidad que veo muchos de ustedes tienen…

“Muchas personas malentendieron este tweet como si yo estuviese diciendo que las mujeres no están obligadas a ocupar su hijab. Sólo quería decir que ese no era el punto del tweet. El tweet fue algo que sucedió y creo que cómo lo perciban es cosa de cada uno. Sí, muchas mujeres están obligadas a ocuparlo. Es horrible y he discutido el tema miles de veces. Esa opresión, sin embargo, no es lo que el hijab simboliza, no es la razón porqué las mujeres lo ocupan. Personalmente, yo decido ocupar el mío, por mi y por Dios. No hablo por otras mujeres. No represento a nadie más que a mi misma. Sin embargo, siempre defenderé a otros y me rompe el corazón saber que hay mujeres que no tienen opción sobre qué hacer con sus PROPIOS cuerpos“.

Además contó a Buzzfeed que ha estado en contacto con varias de estas mujeres para decirles que tienen su apoyo.

Te puede interesar

Las Rosas Miniatura

28 septiembre, 2014