Por Fernanda Peña
13 julio, 2017

“Siempre que fui a ese baño, tuve que pedirle a mi amigo que me brindara jabón”, explicó Fitzpatrick, el protagonista del video.

El “pequeño” problema ocurre con un dispensador de un baño del Hotel Marriott Marquis, en Atlanta. El hotel fue anfitrión del evento Dragon Con y uno de los huéspedes, un afroamericano, notó la particular preferencia.

El dispensador con sensor, de la marca Technical Concepts, parecía literalmente ignorar su mano cuando Fitzpatrick le pedía jabón. Confundido, decidió pedir a su amigo Larry (de tez blanca) para que intentara hacer lo mismo: y el jabón salió.


No lo comprobó una vez, sino varias. Al final grabó el experimento en video y lo subió a Youtube.

Yo no estaba ofendido pero era tan intrigante,  no me explicaba ¿Por qué no me reconocía?. Traté de todos los dispensadores de jabón en ese baño, había quizás 10 y ninguno de ellos funcionó. Siempre que fui a ese baño, tuve que pedirle a mi amigo que me brindara jabón”.

-contó Fitzpatrick, quien protagoniza el video.-

La controversia no se hizo esperar:

Algunos encontraron hilarante y estúpido pensar que un dispensador fuera sensible al pigmento de la piel. Otros simplemente decidieron hacer comentarios hirientes por la situación (Y creo que es mejor no entrar en esa clase de detalles, no lo merecen). Fitzpatrick, por su parte, quiso ahondar en el asunto y se puso en contacto con un experto. Esto fue lo que obtuvo:

“El dispensador de jabón utiliza la tecnología infrarroja de proximidad, envía luz invisible de una bombilla LED infrarroja y las manos reflejan la luz de nuevo a un sensor. La razón por la que el jabón no saca espuma todo el día es porque la mano actúa, en mayor o en menor medida, devuelve la luz, cerrando el circuito. Si el objeto reflectante (la mano) absorbe esa luz en su lugar, entonces el sensor nunca se activará”.

-Richard Whitney, vicepresidente de producto de Particle.-

Teej Meister

Sin duda, el tema deja claro que no se trata de que uno -o varios- dispensadores racistas (Aunque eso le haya robado risas a medio mundo -incluido Fitzpatrick-).

Teej Meister

Pero es claramente un llamado de atención a los fabricantes de estos productos: No hay que olvidar que la función principal de la tecnología es facilitarle la vida al ser humano, y eso incluye ser inclusivos con toda clase de fenotipos.

Según el portal Mic.com, ni el Hotel Marriot Marquis ni la firma Technical Concepts han respondido a la ola de comentarios tras el video.

Es un alivio saber que todo tiene su explicación.

Te puede interesar