Por Daniela Poblete
19 diciembre, 2018

Uf, sin ti amigo sería terrible, gracias por existir <3.

Parece impensado que con todos los avances tanto tecnológicos como sociales que se han experimentado sigan existiendo personas que no acepten a la comunidad LGTB. Sin embargo, todo se trata de una incorrecta construcción social que ha permanecido durante años. 

Es por esto que un nuevo estudio ha revelado que tener un amigo gay puede hacer que las personas que sienten homofobia puedan cambiar su opinión y desafiar sus propias creencias.  

https://www.instagram.com/p/BdORBvhBeiu/

La investigación realizada por Daniel DellaPosta, profesor de sociología en la Universidad Estatal de Pensilvania comparó datos de las Encuestas Sociales Generales de 2006 con los resultados de 2010 y los cambios fueron notorios. 

Las personas encuestadas en 2006 tenían uno o más amigos gays o lesbianas y mostraron mayor aceptación a la comunidad LGTB e incluso apoyo al matrimonio igualitario. 

https://www.instagram.com/p/BqbF-P1FDMc/

«En 2006 aproximadamente el 45% de los encuestados apoyaron la igualdad. Sin embargo, para el año 2010 la cifra aumentó a un 61%», detalla el estudio. 

El profesor de sociología explicó que compartir en los mismos espacios públicos con personas lesbianas o gays o incluso interactuar con ellos no es lo único para poder construir una relación de aceptación y cambiar la opinión de las personas que se oponen a esta realidad. 

https://www.instagram.com/p/-9rB0awhOh/

Sin embargo, aclaró a NBC News que establecer una conversación y volverse amigable es el inicio del «efecto de contacto». Es que según narró en el momento en que debes interactuar con personas que no conoces, reconsideras ciertas opiniones o creencias. 

Aunque el simple hecho de compartir no garantiza que las personas cambien su mentalidad sobretodo cuando son homófobos y solo se ha considerado en términos generales.  

Puede interesarte