Por Elena Cortés
29 agosto, 2017

Debido a esto, se está empezando a luchar por una nueva ley en el país europeo.

El caso comenzó cuando un grupo de madres se dieron cuenta del extraño pero obvio parecido de sus hijos y decidieron indagar. Todas sabían que se habían sometido a tratamientos de inseminación artificial en diversas clínicas de fertilidad, y sospechaban que el semen del donante anónimo eran del mismo hombre.

Holanda se conmocionó con un grupo de madres que se dieron cuenta que sus pequeños (todos) eran bastante parecidos físicamente. 

Referencial

Aunque no lo querían creer, sospechaban que todas fueron inseminadas con el semen del mismo donante anónimo.

Con fundamentos, fueron al Ministerio de Sanidad, quienes después de una larga y exhaustiva investigación confirmaron la brutal noticia: un solo hombre es padre biológico de 102 niños.

Referencial

El caso se ha vuelto muy importante en el país europeo por ser un llamado de atención a que se debería de tener un registro nacional de donantes que evite que una sola persona done más veces de las permitidas.

Según la ley de inseminación artificial, cada hombre puede realizar un máximo de 25 donaciones para reducir así al máximo la posibilidad de que hermanastros puedan encontrarse y tener hijos.

Hasta el momento, la identidad del padre no ha sido revelada pero sí se sabe que hizo más de 100 donaciones en 11 clínicas distintas. Todos se imaginan que sus motivaciones fueron netamente económicas, aunque se sabe que cada persona recibe solo 50 euros por donación.

Referencial

Por su lado, el padre biológico de 102 niños ha afirmado que su intención no era “tener tantos hijos como fuera posible” sino “hacer feliz a la gente”.

Se sabe que en Holanda se ha establecido un registro solo accesible a los niños que deseen conocer la identidad de su padre biológico, pero al que no pueden acceder las clínicas de fertilidad.

Referencial

«Al no tener un registro nacional que recoja los datos de todos los donantes de esperma en Holanda, las clínicas de fertilidad no pueden comprobar si un hombre ha donado en otros centros ni las veces que lo haya hecho»,

-Dr. Jesper Smeenk (NVOG)-

Hoy, piensan crear ese registro nacional que tanto sienten que necesitan. 

Puede interesarte