Aunque en un principio estaba emocionado por saltar, luego no quería hacerlo por ningún motivo.

Para los niños, hacer actividades “riesgosas” suele ser divertido y emocionante. Hay algunos pequeños que son fanáticos de la adrenalina y suelen practicar deportes extremos, mientras que otros, terminan probando este tipo de experiencias solo por curiosidad, algo bastante típico y característico de la infancia.

Tal como hizo este niño, que se animó a saltar en tirolesa sin haberlo hecho nunca.

Como era su primera vez, estaba tan emocionado por saltar, que rápidamente se puso a la fila. Sin embargo, cuando llegó su turno, estuvo apunto de no hacerlo.

Youtube @RT En Español

Resulta que según un video grabado por el propio instructor de tirolesa -o canopy, como también se conoce- él mismo comenzó a atemorizar al niño justo segundos antes de lanzarse, destruyendo rápidamente la ilusión que tenía el niño por divertirse.

En las imágenes se puede oír cómo el hombre le advierte que podría caer al vacío, al igual que un montón de niños a los que les había pasado lo mismo.

Si bien esto no era verdad y solo bromeaba, el niño en su inocencia no supo advertir el tono del instructor y comenzó a sentir miedo. Sobre todo luego de que el experto le insistiera con que el casco que tenía puesto como protección era de “plástico malo” y que la cuerda podría romperse.

Youtube @RT En Español

Es más, le advirtió que en caso de que sucediera, cerrara la boca y los ojos e intentara caer en unos neumáticos que habían en el suelo.

¡¿Cómo no tomarse en serio la broma con esas palabras?!

Youtube @RT En Español

Claramente el pequeño comenzó a sentir miedo y terminó por retractarse del salto, confesando que prefería no hacerlo. Aunque finalmente el instructor logra convencerlo… pero antes de saltar le dice: “¿Tú sabes rezar? Pues reza, aunque yo creo que no va a pasar nada“.

Y tal como le dijo, nada sucedió.

¿Estás de acuerdo con el actuar del instructor?

Puede interesarte