Por Yael Mandler
28 febrero, 2020

Para protagonizar tu propia historia al más puro estilo barroco.

Ir a visitar una biblioteca no suele ser un panorama muy popular en la ruta cualquier viajero. Muchas veces se las imagina como lugares oscuros, silenciosos y aburridos, sobre todo si se las compara con playas, plazas, barrios rojos y mucha acción. Sin embargo, la belleza de algunas es tan imponente que cualquiera que no las visite podría estar cometiendo un error imperdonable.

Entre los atractivos poco conocidos de Praga, en República Checa, se alza una de las bellezas más majestuosas del mundo literario. La biblioteca Klementinum es el sitio más hermoso del mundo para ojear un libro. Entre sus muros y estantes que muestran un lujoso estilo barroco, se alberga a más de 20 mil ejemplares, principalmente sobre literatura teológica.

the-klementinum-national-library-czech-republic-2

crédito: klementinum.com

La construcción se extiende por más de dos hectáreas, lo que la convierte además en una de los edificios más grandes de Europa.

the-klementinum-national-library-czech-republic-9

Iztok Alf Kurnik

Klementinum fue fundada por los Jesuitas tras su arribo a Bohemia en 1556. En principio, miembros de la orden vivieron allí, pero en 1653 sus propósitos comenzaron a expandirse. Su reconstrucción duró más de 170 años, por lo que además del barroco, su estilo principal, convergen allí varias otras tendencias arquitectónicas, capaces de hacerte pensar que estás viajando en el tiempo con cada paso que das. Como biblioteca, Klementinum abrió sus puertas por primera vez en 1722, como parte de la universidad jesuita.

1s2

Barokní Knihovna

 

Puedes sentirte parte de la realeza europea entre sus pasillos y gozar del lujo de siglos pasados en este espacio único. Su belleza ha sido fuente de inspiración para mentes creativas, incluso fue destacada en una de las novelas del escritor Jorge Luis Borges, ¿concuerdas con él?

Puede interesarte