Por Alejandro Basulto
20 mayo, 2020

A pesar de su ingeniosa manera de ocultarse, los pillaron y terminaron siendo multados.

Ha sido una escena común durante la pandemia del COVID-19, ver a personas que violan las cuarentenas por diversos motivos. Uno de los más comunes: tan solo para divertirse. Y en la zonas costeras, donde hay ricas playas y además un calor que lamentablemente en ocasiones se vuelve hasta asfixiante, también han dicho presente individuos que aprovechándose de que están todos encerrados en sus hogares, de algún modo se las han arreglado para tener acceso a la arena y al mar. Buscando disfrutar para sí mismos, las olas.

Pierre Kaci/Facebook

Lo que por ejemplo, está ocurriendo en Francia, uno de los países más afectados por el COVID-19. Nación que a la fecha casi acumula casi 181 mil personas infectadas y más de 28 mil víctimas fatales a raíz del coronavirus. Pandemia que obviamente obligó a las autoridades francesas, a tomar medidas estrictas, relacionadas con el distanciamiento y el aislamiento social. Pero aún así, a pesar de las estrictas normas y de la rigurosidad buscada en su aplicación, hay quienes de algún modo se las han arreglado para violar la cuarentena. Como dos amigos que lo hicieron en la playa, y hay que decirlo: y de una manera muy ingeniosa.

Pierre Kaci/Facebook

Debido a que dos hombres fueron vistos en el mar disfrazados de dos boyas, poniéndose algo con dicha forma en la cabeza, todo con la finalidad de pasar desapercibidos y así poder nadar por un buen rato sin que algún agente policial les interrumpa y les detenga. Estrategia que fue bastante creativa, pero que aún así no les sirvió, siendo los dos detenidos y multados con una gran suma de dinero, según consignó uno de los testigos, Pierre Kaci en Facebook, y el medio Ouest France.

Esto habría ocurrido el pasado 8 de mayo en una playa de Hyéres, ubicada en la región Provenza-Alpes-Costa Azul, y Pierre comentó que habitualmente suelen visitar esa playa, y que al no poder hacerlo por la cuarentena, se les pudo haber ocurrido asistir de esa manera, disfrazados de boyas. Sin embargo, no les fue bien, y ahora tienen que lidiar con una cuantiosa multa.

 

Puede interesarte