Por María Noriega
17 marzo, 2017

Muy buena onda el policía.

Un grupo de amigos de la universidad en Cardiff, Gales, decidieron salir el lunes en la noche después de haber estado tomando, por lo que fueron a un club nocturno. Cuando llegaron le prohibieron la entrada a Cameron, uno del grupo, por estar muy borracho. Entonces la policía lo recogió para llevarlo a su casa.

Ahí surgió un pequeño problema: Cameron no recordaba su dirección.

El policía que lo llevaba a casa entonces tomó el celular de Cameron y preguntó en un chat grupal.

Twitter @Loafc7

Los amigos respondieron rápidamente, pero no creyeron que realmente era un policía.

Twitter @Loafc7

Por lo que el policía hizo la cosa más lógica que hacer en un caso como ese: enviar una selfie.

Twitter @Loafc7

Lawrence Court, amigo de Cameron, publicó la historia en Twitter, la que tuvo un gran recibimiento de parte de los demás usuarios, quienes encontraron que la historia era demasiado entretenida y chistosa. El tweet de Lawrence ya tiene más de 72 mil me gusta y 23 mil retweets.

Respecto a Cameron, Lawrence dijo a BuzzFeed que amaneció con un gran dolor de cabeza, pero nada más.

Puede interesarte