Parecía sólo un resfriado común…

Mamá Laura Wallis ha pasado las últimas semanas cuidando en el hospital a sus pequeñas gemelas prematuras, Harper y Harlow, de 6 semanas de nacidas. Están siendo alimentadas con tubos debido a que se encuentran luchando por su vida después de que se contagiaron con un poderoso virus.

El virus se confunde comúnmente con un resfriado común; sin embargo, puede ser mortal en recién nacidos.

Fuente

Harper, la gemela más pequeña, cayó enferma primero y la llevaron al hospital porque su boca se estaba poniendo azul. Al día siguiente pudo volver a casa pero 24 horas después las dos niñas estaban enfermas.

Fuente
Fuente
Fuente

Todo parecía ser un resfriado común, contagiado por una amiga de la familia que las había ido a visitar. A simple vista parecía que la mujer estaba enferma de resfriado y, en un principio, los síntomas eran los mismos para las gemelas.

Fuente
Fuente

Mamá Laura estaba furiosa con que alguien enfermo hubiera ido y ahora sus hijas tenían una enfermedad potencialmente mortal, causada por el Virus Respiratorio Sincicial (VRS).

Tienen muchas dificultades para respirar, de modo que reciben oxígeno por tubos. Igualmente, el alimento se les da a través de una sonda ya que simplemente las gemelas no responden a muchos de los reflejos naturales.

Fuente
Fuente

Los otros hijos de mamá Laura, que no tienen más de 6 años, no entienden la situación por la que sus hermanitas están atravesando.

Fuente

Mamá Laura le dice a las personas que no vale la pena acercarse a un bebé cuando se está enfermo.

“Aunque sea sólo una nariz que moquea, no vale la pena tomar el riesgo de acercarse. Con los bebés puede ser la vida o la muerte porque aún no han formado un sistema inmune realmente fuerte“.

Laura Wallis-

Fuente

Tal vez el virus tenga un efecto duradero sobre sus hijas, pero esperan que pronto se termine y puedan volver a casa.

¡Cuidemos a los bebés y respetemos las peticiones de mamá!

Puede interesarte