Por Kat Gallardo
15 enero, 2018

¿Verdadero castigo?

A finales de 2017, abrió sus puertas en Dinamarca la prisión de máxima seguridad de Storstrom. Pero lo peculiar de este recinto penitenciario, situado en una isla cercana a la ciudad de Gundslev, es que se asemeja más a un hotel de lujo que a una prisión.

La institución fue apodada en los medios como el ‘penal de seguridad máxima más humano del mundo’.

CFMOLLER

La cárcel fue diseñada por la empresa C.F. Møller Architects con el objetivo de ayudar a los reclusos a reinsertarse en la sociedad, educarse y de este modo reducir la reincidencia.

CFMOLLER

La cárcel, la segunda más grande en Dinamarca, tuvo un coste de unos 130 millones de dólares.

CFMOLLER

La estructura, con una superficie equivalente a 18 campos de fútbol, tiene la capacidad para albergar hasta 250 presos, distribuidos en celdas individuales de unos 4 metros cuadrados.

CFMOLLER

Las instalaciones cuentan con modernas cocinas para preparar la comida, talleres artísticos y profesionales, una capilla, una tienda de comestibles, una biblioteca, recintos para practicar deporte y una zona de juegos para las visitas de familiares.

CFMOLLER

Storstrom dispone de salas amuebladas y decoradas con tonos coloridos donde los reos pueden socializar.

CFMOLLER

El penal incluye numerosos espacios verdes, a semejanza de las típicas aldeas danesas que lo rodean.

CFMOLLER

Los presos disponen de diferentes zonas de recreación y pueden gozar estéticamente de esculturas al aire libre.

CFMOLLER

Puede interesarte