Por Pamela Silva
26 julio, 2017

Tenían un contracto prenupcial que ella no cumplió.

Hay personas como los Beckham que tienen bodas majestuosas, pomposas y lo más cercanas a la Realeza posible. Otros como Katy Perry prefieren bodas más extravagantes, divertidas y familiares. Mientras que no faltan los que por una u otra cosilla, deciden abandonar completamente la idea del matrimonio. 

Una pareja anónima se casó como cualquier otra, un día lleno de felicidad y alegría que sólo duró dos horas porque él presento el divorcio justo después del casamiento. 

Y sí, amigos, eso es más corto que el matrimonio de Britney Spears o Cristián Castro. 

La razón de que pidiera el divorcio se debe a que la novia rompió el acuerdo prenupcial que ambos firmaron antes de casarse, y que estipulaba que no podían subir ninguna foto del evento a redes sociales.

La novia simplemente no pensó que su prometido tomaría tan en serio este punto del acuerdo, así que cuando las ganas de publicar algo en redes sociales fue más fuerte, simplemente lo hizo.

Pero el hombre la había hecho firmar el acuerdo por algo, así que en el momento que vio las fotografías simplemente pidió el divorcio. 

Hasta que la muerte nos separe, ¿eh?

Puede interesarte