Las pocas críticas que recibió por su decisión, fueron de sus mismos colegas maestros.

Todos los que hemos estado en clases alguna vez hemos luchado para poder mantenernos despiertos… ya sea por cansancio, aburrimiento, o cualquier otro motivo que nos pueda inducir el sueño. Y más de alguno recibió regaños por parte de los maestros por estar “faltándoles el respeto a su trabajo”.

Sin embargo, parece que no es así para todos los profesores. Al menos no para Monte Syrie, un profesor en Cheney, Washington, Estados Unidos, que apenas vio durmiendo a una de sus alumnas incluso les pidió silencio al resto de los estudiantes.

Sin duda es una decisión bastante curiosa, en especial si consideramos que los maestros están en la escuela para enseñar, y poco se aprende si se va a dormir a clases.

Twitter @MonteSyrie

Pero para Syrie, la situación en particular de esta chica fue distinta. Según relató en su cuenta de Twitter, esto fue lo que pasó: “Meg se quedó dormida ayer. La dejé dormir. No me lo tomé personal” comenzó contando para luego detallar que la joven lleva un extenuante ritmo de vida, pues se levanta a las 5:00 horas cada día, hace muchas tareas de granjera en su casa, tiene varias horas de estudio y actividades extracurriculares y además “debe lidiar con su adolescencia”. “Mi clase es sólo una parte de su vida. No es su vida”, escribió el comprensivo maestro.

Y tras viralizarse su tweet, le explicó a BoredPanda por qué había decidido no despertar a Meg. “Sé de primera mano cuán llenas y agitadas están sus vidas. Quizás no puedo ayudarla con sus quehaceres pero puedo darle un respiro. Ella no estaba siendo grosera o irrespetuosa ayer cuando se “desmayó” sobre la mesa. Estaba cansada. Así que le di un respiro. Puedo hacerlo”.

Y aunque parezca bastante lógico, y la gran mayoría de los usuarios de internet lo aplaudieron por su reacción, algunos colegas de Syrie -también profesores- lo criticaron diciendo que fomentaba la flojera. “No estoy sugiriendo que lo hagamos a diario, pero a veces hay que ayudarlos” aclaró el maestro de Cheney High School, quien además aseguró que tras terminar la clase, la joven le había enviado el trabajo directamente a su mail.

Twitter @MonteSyrie

“Me conmovió esta niña que, a pesar de todas las responsabilidades con las que hace “malabares” en su vida se haya preocupado en cumplirme. Quizás no lo hace de la forma más eficiente o ejemplar, pero ¿quién lo hace? Yo no” finalizó.

Puede interesarte