Por Ruben Peña Blanco
23 noviembre, 2016

Todos formaron parte de los severos ataques que generaron más de 1.800 llamadas a emergencias, 6 veces más de las que se reciben regularmente.

Hope Carnevali, Omar Moujalled, Apollo Papadopoulos y Clarence Leo fallecieron de manera simultánea a causa de asma. Todos vivían en Melbourne, y formaron parte de los severos ataques que generaron más de 1.800 llamadas al servicio de emergencia australiano entre las 6 de la tarde y las 11 de la noche (hora local) del pasado 22 de noviembre, seis veces más de las que se reciben regularmente en ese mismo período de tiempo.

descarga
Infobae

Según Mick Stephenson, director de Ambulancias Victoria, el departamento que coordina los servicios de traslados de emergencia en Melbourne, lo que ocurrió en la ciudad en torno a lo que se conoce como el «asma de las tormentas eléctricas», fue inusual y sin precedentes, según reseña la BBC.

Cientos fueron hospitalizados por los problemas respiratorios y aún seis permanecen en cuidados intensivos, según confirmaron las autoridades sanitarias. En total unas 2.000 personas sufrieron algún tipo de dificultad. «Nuestro sistema de salud fue llevado al extremo», explicó el ministro de la cartera de salud, Jill Hennessy.

el-comercio
AP

El sistema de emergencias colapsó por la cantidad de llamados que recibieron en poco tiempo. Hope no alcanzó a llegar con vida al hospital.

Robin Ould, director de Asma Victoria, una organización que se dedica al manejo de este mal, también coincidió con respecto a la rareza del fenómeno.

omicro
Omicro

«El conteo de partículas de polen que se registró ese día fue de 102, más del doble de lo que se registra en un día regular», le comentó Ould a la BBC.

Cuando llueve, el polen absorbe el agua y se divide en cientos de partículas mínimas que se inhalan con facilidad.

Durante una tormenta, el agua penetra en el polen con mayor rapidez, lo que acelera su ruptura. Esto aumenta los niveles de polen en la atmósfera.

abc
ABC

Y cuando a esto se añaden los fuertes vientos característicos de estos fenómenos climáticos, las partículas tienen mayor alcance.

Esto es lo que da inicio a una reacción alérgica que ocasiona ataques de asma.

Puede interesarte