Por Catalina Yob
3 mayo, 2018

Medios españoles han revelado al menos cinco audios de Whatsapp de los autores de la violación en San Fermín, los cuales han logrado erradicar cualquier atisbo de inocencia.

“Ella dice, la verdad que todos le parecemos bastante atractivos, que somos guapos… ‘Pero, bueno, ¿te irías con dos?’. Y ella dice que con dos, con tres, con cuatro, con cinco, con lo que hiciese falta”, fueron las palabras escogidas por el líder de «La Manada», José Ángel Prenda, cuando el magistrado del tribunal de la Audiencia Provincial de Navarra le pregunta en qué momento se planteó el tema de mantener relaciones sexuales.

Durante los dos años en que demoró el tribunal en resolver, José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo alegaron una y otra vez su inocencia pese a la existencia de pruebas que los inculpaban. La sustracción del teléfono móvil y el shock emocional que dejó ver las víctima en las imágenes grabadas por los acusados no fueron suficientes para los jueces, quienes determinaron que había sido un abuso y no una violación, ya que no existían indicios de violencia, ni de intimidación por parte de quienes violaron a una chica para alimentar su ego.

Los testimonios entregados durante el juicio fueron acompañados de las declaraciones por parte de sus familiares, quienes en conversación con la prensa española, pusieron de manifiesto su repudio por lo que ellos consideraron «un exceso». “Para una cosa que no han hecho claro que es mucho. Justo no es», respondía la hermana de ‘El Prenda’ al ser interpelada por los periodistas luego de darse a conocer el mediático fallo judicial. 

Antonio Manuel Guerrero
Antonio Manuel Guerrero
Antonio Manuel Guerrero

«Follarnos a una buena gorda entre los cinco en San Fermín sería apoteósico»

La exaltación ciudadana a raíz de la hipocresía con la que la justicia determinó que la víctima no había sido forzada a ser penetrada por cinco extraños que la sujetaron por la mandíbula, se ha visto exacerbada en los últimos días a raíz de la filtración de al menos cinco audios de Whatsapp que fueron grabados por los acusados antes y después de cometer la violación grupal. Antena 3 y Telecinco han sacado a la luz las repudiables grabaciones que compartieron los cinco jóvenes, las cuales han logrado erradicar cualquier atisbo de inocencia.

“Quillo, en verdad follarnos a una buena gorda entre los cinco en San Fermín sería apoteósico. Prefiero follarnos a una gorda entre cinco que a un pepino de tía yo solo», decía uno de los jóvenes a los otros amigos que integraban el grupo de Whatsapp en las horas previas del 6 de julio de 2016, cuando todos se alistaban para vivir una noche que no olvidarían.

Antonio Manuel Guerrero

Todos acuerdan en que la noche del 6 tendrían un encuentro sexual ‘en manada’ con una desconocida, en donde el exceso de droga sería el principal componente. El objetivo era vivir una noche inolvidable, sin embargo todos decidieron fijar su atención en hallar a una mujer con la que todos pudieran tener sexo de forma simultánea. 

La misma tarde de aquel día, uno de los integrantes de «La Manada» relata que en los días previos a la llegada a Pamplona, había ganado cerca de 300 euros jugando al póker, los cuales habían sido gastados en droga para prepararse para la gran noche.“Muy importante la droga. Que no se os olvide, que la echaremos en falta después”, responde otro, quien pone de manifiesto su exaltación al saber que uno de sus amigos había gastado más de 300 euros en sustancias ilícitas. 

«Súper asqueroso el cabrón»

Los siete videos filmados durante el ataque sexual, los cuales suman 96 segundos en total, fueron divulgados en el mismo grupo de Whatsapp denominado «La Manada», en el cual se encontraban quienes no habían podido acompañarlos en su travesía. Pese a que todos estaban conscientes de lo que ocurriría aquella noche, fueron los mismos amigos quienes se mostraron sorprendidos por el actuar de los cinco acusados mientras violaban a la chica como si fuese sólo un pedazo de carne. 

“Cuando está así con una tía o algo que él ve que tiene posibilidades de follar, se pone súper salido ¿eh? Y súper asqueroso el cabrón. Es como un enfermo. Se le cambia hasta la cara, los ojos así todos abiertos. Parece que está viendo un expositor de pollos asados”, fueron las palabras con las que reaccionó uno de los amigos ante la actitud que mostró «El Prenda» cuando forzó violentamente a la víctima a realizarle sexo oral para posteriormente penetrarla en repetidas ocasiones.

Antonio Manuel Guerrero

“Parece que estoy viendo a El Prenda. Los notas ahí liados con la tía y él ahí metiendo mano por todos lados, con la cara que se le pone de calentón, que le da igual echar para un lado a un amigo por tal de meter mano él”.

Puede interesarte