Por Constanza Suárez
7 junio, 2018

El cuerpo policial brasileño irrumpió en una propiedad en búsqueda de un fugitivo, donde notaron que “algo andaba mal en el piso debajo de una litera”, afirmó un oficial.

Hace tres años que Jean Gomes Chiola escapó de la Penitenciaría del Estado de Alcaçuz en Brasil, donde cumplía condena por narcotráfico. Desde ese momento, la policía no podía dar con su paradero. Por más que lo buscaban, no podían descubrir su ubicación exacta.

Sin embargo, el lunes lograron su cometido: capturar a Jean. Pero dónde y cómo lo encontraron, es sin duda una de las cosas más interesantes de este caso.

La policía de Brasil abrió una baldosa en una habitación de una propiedad en Macaíba, a unas 10 millas de distancia de la cárcel, donde se encontraron con el convicto fugado. En un pequeño espacio se escondía.

PC Macaiba/FocusOnNews

El hombre de 39 años fue arrestado junto con su hijo, Jean Felipe(20), en una incursión conjunta entre la policía militar y civil que asaltaron la residencia con una orden de allanamiento.

“Cuando llamamos a la puerta tardó mucho tiempo para que el hijo abriera”, explicó el detective Normando Feitosa a G1. Esto levantó las sospechas, así que decidieron entrar y hacer una búsqueda realmente exhaustiva, donde notaron que “algo andaba mal en el piso debajo de una litera”, añadió el detective.

PC Macaiba/FocusOnNews

Los oficiales usaron una palanca para forzar la pesada losa y se sorprendieron al encontrar al hombre escondido debajo. Cuando Jean Gomes se levantó de su posición, el agujero estaba a la altura de la cintura.

PC Macaiba/FocusOnNews

En las imágenes se le ve rendirse tras órdenes de salir del pequeñísimo espacio que estaba llena de basura y un teléfono móvil roto. Segundos después, lo esposan mientras preguntan si tiene armas.

Goteando de sudor, entrecierra los ojos a la luz después de salir de su oscuro agujero.

PC Macaiba/FocusOnNews

El detective Feitosa admitió en FocusOn News, que nunca esperaban encontrar al fugitivo tan fácilmente y en ese lugar.  Gomes habría escapado durante una noche de 2015 con otros 35 convictos, arrastrándose por un túnel de 55 centímetros de diámetro.

Alcaçuz state penitentiary

Junto a su hijo, ahora están bajo custodia, enfrentando cargos de narcotráfico y posesión ilegal de armas. Ambos aparecerán en el tribunal a finales de este año.

Mira el video acá:

Puede interesarte