Por Lucas Rodríguez
19 julio, 2019

La capital de Rumania tuvo que rearmarse cuando cayó el comunismo. Los niños huérfanos que quedaron abandonados formaron su propio mundo.

En el mundo occidental, a veces no tenemos ni idea de todo lo que sufrieron los países de Europa del este con la caída de las dictaduras que los gobernaron por años. Muchas veces en manos de personajes terribles (o completos ineptos), los países que quedaron bajo la influencia del lado soviético de la Guerra Fría tuvieron que sufrir realidades que hoy en día, si alguien las quisiera llevar a una película, parecerían exageradas. 

Pero la que definitivamente daría para una película, es una que ocurrió hace solo un par de años y encontró un triste final hace aun menos. Estamos hablando de la sociedad subterránea secreta de Bucarest, la capital de Rumania.

Channel 4 News

Bajo las calles de la capital de Rumania, y sin que muchos de sus residentes lo sepan, vive un grupo no pequeño de hombres y mujeres. Su existencia es marginal: son dependientes de drogas químicas, las que aspiran o incluso se inyectan. Sin embargo, han logrado transformar su vida en algo mucho más reminiscente a una vida normal que a una existencia en el mismísimo infierno (bajo tierra, el aire limpio escasea y las temperaturas extremas abundan). La sociedad subterránea de Bucarest tienen agua, comida, internet, incluso una especie de almacén. 

Quien se encarga de que esta gente, que se consideran a sí mismos una familia, es su líder indiscutible. Podríamos llamarlo incluso su rey: Bruce Lee.

Channel 4 News

Al igual que la gran mayoría de los miembros de su sociedad subterránea, Bruce Lee pasó sus primeros años de vida en el sistema de orfanatos que el ex dictador Rumano, Nicolae Ceausescu, estableció en la ciudad. Ceausescu gobernó Rumania con un puño de hierro entre 1965 y 1989, terminando en una trágica caída. No tan trágica para él (no era muy querido y el país se atrasó muchísimo durante su gobierno), sino que para todos esos niños que habían sido acogidos por su malogrado sistema de orfanatos. 

Desde las malas condiciones de estos hogares, los niños pasaron a las calles. Sin ningún lugar donde ir, y víctimas del clima, descubrieron que si se mudaban bajo tierra, tenían una mejor posibilidad de sobrevivir.

Channel 4 News

Irónicamente, los túneles que terminaron por convertir en su hogar, habían sido otro proyecto abandonado de Ceausescu. El dictador pretendía convertir esos caminos en un sistema de calefacción para la ciudad, un plan que comenzó sin los recursos para ser terminado, menos aun las intenciones.

Channel 4 News

Dentro de este mundo subterráneo, los adultos-niños (la desnutrición y adicción a las drogas afectó el desarrollo físico de la mayoría, dejándolos atrapados en el cuerpo de un menor) pasan sus días, entre medio de perros adoptados y todo lo que encuentran abandonado en la superficie. Bruce Lee los vigila, además de funcionar como administrador de drogas y protector: no deja que los niños usen las sustancias más dañinas. 

Channel 4 News

Aunque no lo ven como una buena persona, los encargados de refugios y trabajadores sociales toleran a Bruce Lee. No lo consideran alguien bondadoso, pero reconocen que sin él, los niños y el resto de los miembros de la sociedad subterránea estarían aun peor.

Channel 4 News

Quienes no fueron tan compasivas, fueron las autoridades de Bucarest. En julio del 2015, se realizó un complejo operativo policial que terminó con varios de los líderes del mundo subterráneo apresados. Bruce Lee fue acusado de tráfico de drogas, prostitución infantil, robo de pinturas valiosas, venta de armas y robo de dinero.

A pesar de todo esto, los niños-adultos del mundo subterráneo vieron con pena como su líder, quien generalmente se vestía con cadenas, candados y otros artículos brillantes, era obligado a vestir una campera y pantalones sin brillo, salvo por las esposas que sostenían sus manos.

Channel 4 News

Los experto ven más mal que bien en el arresto de Bruce Lee. Creen que simplemente llegará otro líder y tomará su lugar al frente de las pandillas. Lo que más les preocupa es que este nuevo líder comparta el gusto por el delito de Bruce, pero no la piedad hacia sus protegidos.

Si quieres conocer en detalle esta historia, puedes ver este reportaje, pero ten cuidado: tiene imágenes algo gráficas y relatos muy terribles.

Puede interesarte