Por Teresa Donoso
11 octubre, 2017

“Se dice que sus zapatillas no tienen nada de malo para nuestros niños, pero me parece ridículo. Yo seguiré luchando por la inocencia de los niños”, declararon.

Puede que quizás nunca hayas escuchado hablar sobre la compañía Volley Australia pero después de leer esto no podrás olvidarla. La popular compañía australiana que manufactura y vende hermosos pares de zapatillas se atrevió, por primera vez, a usar una campaña donde se muestran parejas del mismo sexo (además de mucha desnudez, aunque eso no es algo nuevo) como una forma de apoyar al movimiento LGBTQ.

l o v e . a l l. @marisataschke @sticks_and_stones_agency

A post shared by Volley (@volleyaustralia) on

La propuesta se transformó en la forma perfecta de promocionar su producto al mismo tiempo que se proponían abrirle la mente a muchas personas que siguen condenando las relaciones entre personas del mismo sexo.

⭐️✨ @sticks_and_stones_agency @marisataschke

A post shared by Volley (@volleyaustralia) on

Como era de esperarse, a muchos no les agradó el tono de la campaña, condenando el uso de modelos desnudos y mostrándose preocupados de que “nadie piensa en los niños”.

“Madres y padres estén alerta. Dunlop Volley sigue vendiendo zapatillas para los chicos que van al colegio, sin embargo, su sitio web tiene imágenes para adultos y ahora lo único que les interesa es ‘tener sexo'”.

Después mostró unas capturas de pantalla de las imágenes con el siguiente mensaje:

“Se dice que sus zapatillas no tienen nada de malo para nuestros niños, pero me parece ridículo. Yo seguiré luchando por la inocencia de los niños”.

La gente comenzó a contestarle, porque obviamente era imposible dejar que esta mujer siguiera con su discurso de discriminación:

“Querida, no estamos en 1920. Ninguna de esas imágenes son para adultos, los gays están por todos lados y sí, nos gustan las zapatillas”.

“Wendy, te volviste loca. Respira hondo y apaga el computador”.

“¿Será que lo que te molesta es que no odian a los gays? Me parece que esto fue lo que te molestó”.

Lo más increíble de todo fue que la compañía vio el mensaje de Wendy y decidió responderle con un interesante juego de palabras:

“¡Gracias por apoyarnos!”

Wendy utilizó “rooting” en el sentido que le da el inglés australiano a esa palabra y que significa “tener sexo”. La compañía, por su lado, usó irónicamente el significado tradicional, que significa “apoyar/estar de acuerdo”.

Entonces mientras Wendy los acusaba por su “sucia” campaña, ellos usaban sus mismas palabras para agradecerle por su “apoyo”. ¿Buen juego de palabras, no?

Te puede interesar