Por Alejandro Basulto
6 abril, 2021

El pequeño fue internado por COVID-19 al tener el 90% de su pulmón comprometido, incluso tuvo que ser llevado en helicóptero. Ahora que ya está sano, lo que más quiere es volver a patear un balón y andar en bicicleta.

Brasil es posiblemente hoy en día el país más golpeado por el COVID-19. La nación que más personas contagiadas y más fallecidos tiene, y que incluso, a raíz de la carencia de medidas tomadas ante esta pandemia, se ha convertido en un lugar que es considerado un foco de contagio hacia otros países, surgiendo hasta una nueva variante de la enfermedad producto de su rápida y fácil propagación. De esta manera, es como aparecen casos como el de Matheus Moreira, quien siendo tan solo un niño 8 años, llegó a tener el 90% de su pulmón comprometido por el coronavirus.

G1.Globo

El pequeño fue dado de alta luego de estar cuatro meses internado en el hospital, permaneciendo durante mucho tiempo su vida en un grave riesgo. Fue un diciembre cuando alcanzó el triste récord de tener el 90% de su pulmón comprometido, momento en el que fue trasladado a una Unidad de Emergencias, en la ciudad de São José de Ubá, una ciudad del norte del estado de Río de Janeiro. Luego de muchas semanas con tratamientos en el Hospital Municipal Jesús, en Vila Isabel, fue dado de alta, para alegría de su familia y amiguitos.

G1.Globo

Afortunadamente, una situación de gran peligro y que hasta tenía la muerte como un potencial destino, que tuvo un final feliz. Ya que después de salir del hospital, Matheus puede seguir adelante con su vida. Un niño de ocho años que debido a la gravedad de su condición, tuvo que ser trasladado en helicóptero desde el campo a la capital para ser atendido de emergencia en un centro médico, según consignó G1.Globo.

G1.Globo

Hoy, Matheus Moreira, está feliz, y luego de haber pasado por lo peor, costándole mucho respirar en algún momento de su estancia en el hospital, ahora lo que más quiere es hacer lo que más le gusta: Jugar con fútbol con sus amigos y recorrer el vecindario en su bicicleta.

 

 

Puede interesarte