Por Andrés Cortés
19 julio, 2018

De acuerdo a sus palabras, sus pezones y sus genitales arruinaban su «arte corporal», por lo que no tuvo mejor idea que viajar a México para que los quitaran de su cuerpo.

Sobrevivir al cáncer debe de ser una experiencia muy dura que cala en el fondo de nuestros corazones, pues no solo afecta a la persona que lo padece, sino también a sus cercanos y familiares. Pero este sobreviviente de 32 años, tomó una drástica decisión luego de ganar la lucha al cáncer: comenzar a tatuar todo su cuerpo.

Adam Curlykale pasó los últimos 12 años cubriendo su cuerpo bajo la  tinta negra luego de que le diagnosticaron cáncer. Y cuando decimos tinta negra, es literal.

Adam Curlykale

Actualmente tiene más del 90% de su cuerpo cubierto de un negro tatuaje, incluyendo sus globos oculares. No obstante Adam sintió que algunas partes de su cuerpo arruinaban la apariencia de su arte corporal, por lo que tomó una simple y drástica decisión: extirparlos.

El hombre compró unos tickets a México y allí solicitó que le extirparan sus pezones y su pene y testículos, de acuerdo al medio británico Daily Mail.

Adam Curlykale

Luego de la compleja e irreversible operación, Adam Curlykale compartió fotografías de sí mismo en el hospital.

Este hombre se hizo famoso el año pasado luego de participar en un programa de televisión llamado «Second Face» en Polonia, donde se reveló que se había tatuado para cubrir las imperfecciones que había dejado el cáncer.

Si bien Adam logró vencer el cáncer, se quedó con un sistema inmune debilitado y estaba deprimido porque su piel se veía enfermiza y pálida. Luego, los médicos le diagnosticaron albinismo, pero él ya había comenzado a tatuarse.

Adam Curlykale

«Siempre supe que era diferente al resto de la sociedad«, contó el hombre. «Mi color favorito, por ejemplo, es el gris en diferentes tonos. Es por que eso que mi color de piel actual es grafito«, explicó.

Adam además reveló que aún se encuentra planeando qué tatuajes obtener en una pequeña sección de su piel que permanece libre de tinta.

«La vida es tan corta que dejé de preguntarme qué pasará mañana. La vida está aquí y ahora» – Adam Curlykale

Antes de sus tatuajes, lucía completamente distinto.

Adam Curlykale

Y poco a poco, luego de que le diagnosticaron cáncer y lo enfrentó, comenzó a tatuarse a sus 22 años.

Adam Curlykale

Hasta quedar como lo conocemos hoy:

Adam Curlykale

Aquí puedes ver un fragmento de cómo fue su recuperación luego de que le amputaran sus pezones y su miembro.

Y claro, no faltaron los comentarios graciosos sobre el aspecto de este hombre.

9gag

«Gracias mamá, salí genial«

.

Puede interesarte