Por Daniela Morano
2 agosto, 2017

No lo vieron venir.

Freddie Hunt, un niño de tres años de Hampshire, Inglaterra, pesa 33 kilos luego de haber vencido a un tumor cerebral que casi lo mata. El tumor era del tamaño de un puño, el cual habría estado dañando un nervio, afirmaron los doctores al Daily Mail. La cirugía fue una de las primeras de este tipo en realizarse en Estados Unidos ya que en el Reino Unido se rehusaron a poner al niño en riesgo. 

Después de 20 días de realizada la cirugía, Freddie comenzó a hincharse. Actualmente no puede ni siquiera pararse por si solo o sentarse, ya que subió 19 kilos en sólo seis meses. Las fotos son realmente lamentables.

INS News Agency Ltd

Al parecer, su hinchazón se debe a daños en su hipotálamo y se encuentra ciego de un ojo. Sus padres son conscientes del daño y riesgo que hay hacia su hígado y corazón, y están desesperados por una cura.

Abi Hunt, su madre, afirmó que “necesitaremos algo rápido para el, porque no estará vivo a estas altura el próximo año. No tenemos más opciones. Si los medicamentos que necesitamos son ilegales, los pagaremos, porque lo perderemos de todas maneras si no lo hacemos.

NS News Agency Ltd
NS News Agency Ltd

“Obviamente hay grasa en su hígado y alrededor de su corazón, y eso no es bueno para su tamaño. Es muy chico para que si cuerpo lo aguante. Es muy difícil, sabes, porque es una constante batalla para él”.

Freddie se retrae cuando lo tocan y llora cuando lo levantan, su piel es muy sensible, pero al menos sonríe cuando le preguntan cómo está. También disfruta de jugar con su juguete de Peppa Pig y con su hermana Holly.

Lamentablemente, cuando salen a la calle la situación es mucho más difícil. La gente los mira extraño.

NS News Agency Ltd

Cuando llevaron a su hijo al médico, pensaron que algún medicamento lo podría ayudar, pero la realidad es que no existe ayuda. Su obesidad es resultado de su operación para salvarlo del tumor que tenía. En su momento, sufría de hasta 80 convulsiones epilépticas debido al tumor. 

NS News Agency Ltd

Gracias a una recaudación de fondos, lograron pagar por su terapia y cirugía, pero aunque lo salvaron de un problema, no veían venir otro aún más grave. 

Puede interesarte