Por Alejandro Basulto
24 agosto, 2021

Martin Adler, de 97 años, voló desde Florida, Estados Unidos, hasta Bolonia, Italia, para reencontrarse con los ahora ancianos supervivientes de la influencia nazi en el régimen fascista de Benito Mussolini.

Martin Adler tenía tan solo 20 años cuando se desempeñaba como soldado estadounidense en la Segunda Guerra Mundial. Encontrándose en una misión en un pueblo italiano, bajo influencia nazi, cuando de repente dio con tres niños que se hallaban escondidos en una canasta. Fue en ese momento, en el que este hombre de ahora 97 años, conoció a los tres hermanos Bruno, Mafalda y Giuliana Naldi. Niños que hace tiempo dejaron de serlo y que ahora son ancianos octogenarios, muy distintos a cómo los vio durante la guerra.

Wire Feeds

Hermanos con los que el veterano Martin Adler podrá reencontrarse tras varias décadas, luego de tomar un avión desde su casa en Boca Raton, Florida, hasta el aeropuerto de Bolonia. Un viaje que realizó con una fotografía en blanco y negro en su mano, en la que aparece sonriente con 20 años y acompañado por tres niños italianos que están delante suyo en un rincón de la aldea de Monterenzio a 31 kilómetros al sur de Bolonia. Con ellos se reunirá, 77 años después de que les rescató y les entregó barras de chocolate americano.

AFP

La primera y última vez en la que este veterano estadounidense y los niños se vieron, fue en el año 1994, asomándose para su sorpresa los tres rostros de una enorme canasta de mimbre en la que su mamá los había escondido cuando los soldados se acercaron. Él había entrado con su ametralladora a la casa, y pensando que estaba vacía, al escuchar un sonido la apuntó hacia donde se encontraban los niños creyendo que se trataba de un soldado alemán.

APP

“La madre, Mamma, salió y se paró justo frente a mi arma para evitar que disparara (…) Puso su estómago contra mi arma y gritó: ‘¡Bambinis! ¡Bambinis! ¡Bambinis!’ golpeando mi pecho (…) ‘Ella fue un verdadera heroína, la madre, no yo. La madre fue una verdadera heroína. ¿Te imaginas que estás parado frente a una pistola y gritas: ‘¡Niños! ¡No!'”

– contó Martin Adler a The New York Times

Wire Feeds

Un momento por el cual este estadounidense de 97 años todavía tiembla al recordar que estuvo a tan solo unos segundos de abrir fuego contra la canasta. Veterano de la Segunda Guerra Mundial que aún después de tantas décadas, sigue sufriendo pesadillas por culpa de este conflicto bélico. Siendo, el encuentro con los de en ese entonces niños de 3 a 6 años, uno de esos pocas recuerdos felices que atesora en su memoria. Hombre que se quedó con ellos un tiempo en el pueblo, visitándolos y jugando con estos pequeños.

APP

Mientras que la única de los tres hermanos que recordaba a Martin Adler, era Giuliana Naldi, la más joven de ellos. Quien rememora cómo salió de la canasta y se encontró a Adler y a otro soldado estadounidense que murió tiempo atrás. Los recuerda reírse, ya que estaban felices de no haber disparado. Siendo ella, en conjunto con su hija, Donley, quien utilizó las redes sociales para reencontrarse con sus hermanos y este veterano de guerra estadounidense.

Puede interesarte