A pesar de que todo estaba listo, el cantante mexicano se negó a la cirugía y abandonó el hospital. También temía que fuera de un «drogadicto».

En medio de su gira mundial, al cantante mexicano Vicente Fernández le descubrieron “una bolita en medio de las vías biliares”, lo que finalmente resultó ser cáncer, según contó al programa Primera Mano. Interrumpió sus compromisos para someterse a un trasplante de hígado.

El reconocido intérprete de rancheras afortunadamente encontró un donante compatible de forma rápida, pero decidió rechazarlo. Es que temía que fuera de un hombre homosexual.

“Yo no me voy a dormir con mi mujer con el hígado de otro güey. No sé si era homosexual o drogadicto”, dijo a su doctor.

AP

A pesar de que el hígado estaba listo para el trasplante, Fernández no se sometió a la cirugía y abandonó el hospital, según consignó el diario Excélsior.

“No me querían dejar salir, me dijeron: ‘Es que ya encontramos su hígado compatible, ya viene el oncólogo’. Me vestí y me iba a salir cuando me dicen: ‘Por favor Don Vicente, váyase en la silla de ruedas, porque si le pasa algo nos cierran el hospital’. Me subí a la silla y llegando la camioneta me fui”, explicó.

Mira la entrevista:

Finalmente aseguró que en Chile le realizaron la operación con ayuda de un robot y que ahora se encuentra en buen estado de salud, incluso perdió 30 kilos.

Puede interesarte