Por Alejandro Basulto
12 junio, 2020

Tras 78 días en que estuvieron cerrados, los tal vez casinos más famosos del mundo, volvieron a abrir sus puertas. Y las multitudes, sin mucho distanciamiento social, llegaron.

A la fecha, es indudable que el país más afectado por la pandemia del COVID-19 es Estados Unidos. Debido a que esta nación de Norteamérica, suma más de dos millones de personas contagiadas y más de 110 mil víctimas fatales. Situación que conllevó, que desde las autoridades, e incluso, desde el escéptico gobierno federal, empezaran a tomarse más enserio esta epidemia. Fue ahí entonces cuando medidas relacionadas al distanciamiento y aislamiento social, empezaron a implementarse.

@mickakers / Twitter

Pero el encierro no iba a durar para siempre, y tras 78 días sin abrir diferentes negocios que no son esenciales en el estado de Nevada, estos hoy se encuentran funcionando y ocupados en la reapertura de sus actividades. Incluyendo los famosos casinos de la ciudad de Las Vegas.

Lo que fue a lo menos caótico bajo la perspectiva de un país que urgentemente necesita realizar las actividades de manera muy cuidadosa para evitar más contagios. Debido a que bastó que se realizara esta reapertura, para observar a muchas personas vitoreando y entrando en masa a los casinos que ahora se encontraban disponibles.

Uno de estos negocios de juegos de azar fue visitado por un periodista de Las Vegas Review-Journal, llamado Mick Akers. Su trabajo fue documentar la noche de apertura del D Casino Hotel, observando a una gran cantidad de personas y el piso de juegos lleno de gente.

También lo estaban las máquinas tragamonedas, llegando a verse en algunos lugares cómo la multitud no lograba mantener la debida distancia social. Algunos tenían puestas sus mascarillas, mientras que muchos otros ni se preocupaban de su uso.

Entre las medidas que se tomaron en pos de la seguridad de los clientes, fue instalar una maquina en la entrada que mide la temperatura de quienes ingresan, a la que se le agregaron envases llenos de desinfectantes de mano en casi todas las entradas y rincones del casino.

Según el periodista Mick Akers, solo entre el 15 y el 20% de las personas que asistieron al casino tenían puesta sus máscaras sanitarias. Como si se tratara de una día cualquiera previo al COVID-19. Siendo para muchos expertos y medios periodísticos estas reaperturas de casinos una prueba de fuego tras superar la que sería la peor fase de la pandemia.

 

Puede interesarte