Por Daniela Morano
12 abril, 2019

Entre todos reunieron suficiente dinero para ayudarlo a conseguir un departamento, y así ser contratado en una empresa. No querían que uno de ellos sufriera.

De vez en cuando hay historias que no recuerdan que gente buena existe, incluso en medio de tanta noticia mala que oímos y leemos día a día. Tony Lavell, de 28 años, pasó un largo tiempo durmiendo en el estacionamiento de un local en Halesowen, West Midlands, Inglaterra, hasta que una mujer se compadeció de él y tomó la vida de este desconocido en sus manos.

Sherry Davies dijo que «vi la historia de Tony en Facebook y le hablé en el estacionamiento. Luego supe que le ofrecieron un trabajo pero no tenía donde vivir. Pensé que era ridículo que lo único que necesitara fuese un lugar donde vivir así que abrí la página para juntar el dinero», le dijo a Metro.

Resulta que a Lavell le habían ofrecido un trabajo en un lugar llamado «Metal and Waste Recycling» pero no podía firmar contrato pues no tenía casa y por lo tanto, no tenía una dirección.

BPM

La meta inicial eran $1,900 dólares y mucha gente se mostró interesada en aportar con su granito de arena para mejorar la vida de este hombre.

Superaron la meta inicial, con donaciones de más de cien personas y Tony pudo aceptar su trabajo viviendo en un hotel mientras que consigue los papeles necesarios para arrendar un departamento. «En el grupo de Halesowen habían un par de estatus sobre mí, el primero llamó la atención de Phil Tromans, el jefe de la compañía. Vino a verme y me ofreció trabajo. He ido a ver departamentos, pero aún no logro conseguir uno», dijo Tony.

BPM
BPM

Además insistió en que la página JustGiving no fue su idea y que jamás ha rogado por dinero. Habría estado viviendo hace seis semanas en el estacionamiento luego de tener problemas son su arrendatario. De pequeño creció en un orfanato donde era maltratado de joven consiguió varios trabajos pero dice que si «servicios sociales me hubiesen tratado como deben en vez de enviarme a hosteles llenos de drogadictos, probablemente aún tendría mi trabajo anterior».

BPM

Al menos ahora la vida le ha entregado una segunda oportunidad.

Puede interesarte