Por Cristofer García
25 noviembre, 2021

Para la profesora de criminología, Jo Phoenix, hay una diferencia entre las mujeres y las mujeres trans, por lo cual cree que es un problema en temas carcelarios. Su opinión ha convertido en víctima de agresión por parte del ala radical de la comunidad LGTBIQ.

Si bien la lucha por la conquista de derechos para las minorías, como lo son las personas LGTBIQ+, en ocasiones se han generado situaciones más violentas cuando entran en juego personalidades que no apoyan del todo las posturas de esta comunidad.

Un caso que se ha hecho conocido es el de la profesora de la Open University de Reino Unido, Jo Phoenix, quien denunció ser víctima de acoso y amenazas por emitir comentarios polémicos respecto a las mujeres transgénero.

Les Wilson

Toda esta situación se generó luego de que Phoenix dijera que existe un silenciamiento en las universidades respecto a la influencia de la organización LGBTQ + Stonewall y la postura que se tiene sobre las personas trans, que sería un problema en las cárceles de mujeres para la docente.

Desde entonces, la profesora de criminología de 57 años ha sido calificada como “transfóbica” y “terf” (feminista radical transexclusiva) por parte de la comunidad LGTBIQ+ en esta universidad e incluso por propios colegas.

“He estado viviendo en un estado de casi un infierno; el verano pasado fue el peor de toda mi vida. Me han vilipendiado públicamente cientos de colegas. Me han llamado transfóbica. Se han hecho carteles violentos y profanos en mi contra“, contó Phoenix en conversación con Daily Mail.

The Guardian

Incluso, las posturas más radicales en este asunto han comparado su declaración “tan mala como la negación del Holocausto“. Phoenix aún no comprende cómo esta situación escaló a tal nivel de conflicto.

“Me han silenciado y rechazado. Me hicieron sentir como un paria y, como resultado, me diagnosticaron un trastorno de estrés postraumático. Traición es una palabra demasiado ligera. Me enfurezco. Hay una amarga sensación de traición y un sentimiento dramático de pérdida porque la universidad con la que he trabajado durante varios años y amaba no me ha apoyado”, enfatizó.

Esta situación ha hecho que Phoenix llevara a la universidad a un tribunal laboral para que actúen en pro de la libertad académica y la libertad de expresión, debido a que también ha sido censurada de charlas y actividades relacionadas al tema trans.

Damien Mccfadden

La profesora finalmente quiere que se respete su derecho a emitir su opinión y espera luchar en esta causa para que las generaciones más jóvenes puedan tener la misma libertad en el futuro.

“Lo hago por ellas porque necesitan poder hablar sobre la diferencia entre mujeres y mujeres trans sin ser acusadas de odio. Haré lo que sea necesario porque es demasiado importante para alejarme de esto”, dijo.

Telegraph

La docente sostiene que el sexo biológico tiene prioridad sobre la identidad de género, lo cual ha sido condenado de forma enérgica por otros académicos. Otro caso similar conocido en Reino Unido ocurrió con la docente Kathleen Stock, de la Universidad de Sussex, quien ha sido víctima de acoso por parte de grupos radicales de esa casa de estudios.

Puede interesarte