Por Daniela Morano
17 julio, 2019

«¿Tal vez debería decirle a mi personal que aparecerán en tu video en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás en la residencia?», escribió el dueño del hotel en su página de Facebook.

Cada vez nos encontramos con más frecuencia ante la presencia de los llamados influencers en redes sociales. En su mayoría se trata de personas cuyo trabajo es vender productos a sus miles de seguidores e imponer modas. Muchos de ellos/as han hecho noticia por sus descaradas ideas como pedir dinero para viajar a sus seguidores o por verse involucradas en controversias.

Son este tipo de exigencias por parte de personas que, al final del día, son comunes y corrientes, lo que ha hecho que algunas marcas o lugares no deseen asociarse en absoluto con ellos.

Es el caso de The White Moose Café, un hotel en Dublín, Irlanda quienes han vetado la entrada a su establecimiento a cualquier tipo de influencer. Esto después de que Elle Darby, quien tiene sobre 87 mil subscriptores en Youtube y 76 seguidores en Instagram, haya intentado conseguir una habitación gratis.

Instagram elledarby_

Darby se habría contactado con el dueño del hotel, Paul Stenson, para pedirle una «colaboración»: ella tendría 5 noches de estadía gratis y ellos promoción en las redes sociales de la influencer.

Esta le escribió al hotel que «[t]rabajo como influencer en redes sociales, sobre todo en temas como estilo de vida, belleza y viajes. Mi pareja y yo estamos planeando ir a Dublín para pasar el fin de semana de San Valentín, del 8 al 12 de febrero, y conocer la zona. Mientras buscaba lugares para hospedarme, encontré su impresionante hotel y me encantaría enseñarlo en mis vídeos de YouTube y en mis historias y publicaciones de Instagram para llevar clientes a su hotel y recomendarles a otras personas que hagan reservas en su establecimiento. A cambio de alojamiento gratuito«.

También mencionó su colaboración con un hostal en Florida el 2017 asegurando que su presencia fue «increíble para ellos».

whitemoosecafe

Sin embargo Stenson no estaba interesado. Le respondió a Darby públicamente con el siguiente mail que compartió en la página oficial de Facebook de su hotel:

«Querida influencer. Gracias por tu correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de publicidad. Se necesitan cojones para enviar un correo electrónico como ese. Si te dejo dormir aquí a cambio de salir en un video, ¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? ¿A los que te sirven el desayuno? ¿La recepcionista que te registra? ¿Quién va a pagar por la luz y el calor que usas durante tu estancia? ¿Tal vez debería decirle a mi personal que aparecerán en tu video en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás en la residencia? Mis mejores deseos. P. D. La respuesta es no».

whitemoosecafe
whitemoosecafe

Stenson no mencionó a Darby por nombre pero ella misma admitió que la publicación iba dirigida a ella. Subió un video a su canal de Youtube defendiéndose y asegurando que no su propuesta no era con mala intención. «Soy una chica de 22 años que dirige su propio negocio desde su casa, y no siento que haya hecho nada malo. No sé cuál fue su intención, pero fue malvado».

Instagram elledarby_

Después de las diversas respuestas que Stenson recibió un año atrás decidió vetar a todos los influencers para evitar cualquier problema del mismo tipo al que tuvo con Darby.

Puede interesarte