Por Alejandro Basulto
16 abril, 2020

El gobierno chino antes había anunciado que estos animales no deben ser visto como ganado, sino que como compañeros de la vida, mascotas.

Las críticas a la cultura alimenticia en China siempre ha estado presente. Debido a que en dicho país, pareciera que casi no hubiera límites a la hora de comer un tipo de carne. Desde animales que son mascotas comunes en occidente, como perros y gatos, a otros seres vivos más exóticos, como murciélagos y la fauna propia de la nación, han sido consumidos a lo largo de los años por los habitantes de este gigante asiático, lo que pareciera tener pronto su fin.

AP

Y esto en aparte, gracias a la crisis ocasionada por el COVID-19, que ya acumula más de dos millones de personas contagiadas y más de 137 mil víctimas fatales en todo el mundo. Creyendo los científicos, de que su origen en Wuhan, en la provincia de Hubei, China, se debería porque el COVID-19 fue traspasado a los humanos a través de animales salvajes que fueron vendidos como alimento en el mercado.

De esta manera, una ciudad gigante como Zhuhai, con una población de más de 1.700.000 habitantes, se ha convertido en la segunda ciudad de China en prohibir el consumo de carne de perros y gatos. Esto en línea con una propuesta del gobierno, que busca que estos animales sean tratados como compañeros de los humanos, y no como parte del ganado.

Pixabay

“En lo que respecta a los perros, junto con el progreso de la civilización humana y la preocupación pública y el amor por la protección de los animales, los perros se han ‘especializado’ para convertirse en animales de compañía, y a nivel internacional no son considerados como ganado, y no serán regulados como ganado en China”

– fue parte de un comunicado del Ministerio de Agricultura del gobierno chino, según consigna China News.

De esta manera, Zhuhai se suma a Shenzhen, que a principios de este mes fue la primera ciudad en prohibir el consumo alimenticio de perros y gatos. Siendo así también este poblado uno pionero en su país en cuanto a ponerse más al día frente a la protección y cuidado de la fauna.

Pixabay

“Los perros y gatos como mascotas han establecido una relación mucho más estrecha con los humanos que todos los demás animales, y prohibir el consumo de perros y gatos y otras mascotas es una práctica común en los países desarrollados y en Hong Kong y Taiwán (…) Esta prohibición también responde a la demanda y el espíritu de la civilización humana”

– declaró un portavoz del gobierno de Shenzhen.

Se estima que en China aproximadamente se matan unos 10 millones de perros al año debido al comercio de su carne. Y desde ambas ciudades pioneras en su protección, planean ir más allá, prohibiendo además el consumo de algunos animales salvajes, lo que ha alegrado a muchos conservacionistas y animalistas alrededor del mundo.

Puede interesarte