Por Camilo Fernández
30 abril, 2018

Para hacer el Grinch, Jim Carrey tuvo que entrenarse como la CIA.

Nuestras películas favoritas, si logramos simplificarlas, no son nada más que decisiones de directores, productores, guionistas y actores. Si una de estas hubiese sido diferente, la historia sería totalmente diferente y tal vez el clásico de “La Naranja Mecánica” jamás hubiera llegado donde llegó.

Así es como cada película tiene una batería de hechos detrás de cámara que desconocemos y que fueron cruciales para la producción.

Aquí te dejamos 15 de esas curiosidades de famosas películas que se leen tan extremas o raras, que pensaran que son inventadas. Pero no lo son.


1. Warner Brother odiaban el nombre “Beetlejuice” para la película

El estudio quería que se llamara “Casa de fantasmas”. Tim Burton, el director, dijo como ironía que debería llamarse “Scared Sheetless” (“Asustados sin sábanas”) y a los ejecutivos les encantó, por lo que tuvo que ejercer su autoridad sobre su obra para que no se llamara de formas tan estúpidas.


2. El director no estaba convencido del lado tierno de Patrick Swayze en “Ghost”

Tanto el director como el guionista no sabían si el actor tenía la sensibilidad necesaria para hacer el papel debido a sus roles anteriores en “Road House” y “Next of Kin”. Sin embargo, esto cambió cuando vieron al actor sollozar en una entrevista donde hablaba sobre la reciente muerte de su padre. 


3. Samuel L. Jackson solo tomo el rol por el título, “Serpientes a bordo”

En medio de la filmación cambiaron el título de la película a “Pacific Air Flight 21”, pero el actor insistió en que volvieran al nombre original. Luego admitió que el título fue por lo único que tomó el trabajo.


4. Tom Cruise improvisó el beso en “Top Gun”

El actor olvidó su línea en la escena… así que besó a la actriz, quedando la toma en el corte final de la película.


5. La mamá de Tina Fey inspiró una de las clásicas observaciones de Regina George en “Chicas pesadas”

Paramount Pictures

Fey dijo en una entrevista que su “mamá tenía este hábito de que si veía a una mujer con un sombrero muy feo o una camiseta brillante, ella decir ‘me encanta esa camiseta’ y yo le decía ‘mamá, eres muy mala'”. Y respondía que “claramente quería que alguien notara esa camiseta. Ella la eligió. ¡Tiene un enorme oso de peluche en ella!”. Algo que Regina totalmente haría. 


6. Los hijos de Ridley Scott aparecieron en “Alien” para que el set pareciera más grande

Por eso esta estatua se veía tan grande en comparación a los astronautas. La productora originalmente quería cortar la escena porque creían que sería demasiado costoso crear la estructura imponente, por lo que Scott hizo la ilusión.


7. Stanley Kubrick prohibió el ingreso de Tom Cruise al set para provocarle celos en “Ojos bien cerrados”

Warner Bros.

El director prohibió su ingreso por 6 días, mientras su esposa del momento, Nicole Kidman, filmaba escenas de sexo. También dejó afuera a la actriz de la discusión con Cruise para crear mayor tensión.


8. Una frase le ahorró a la producción de “El gran Lebowski” $150 mil dólares

Working Title Films

La canción “Dead Flowers” de The Rolling Stones se escucha durante los créditos de la película, por lo que el manager de la banda, Allen Klein, demandó a la producción por $150 mil dólares. Esto cambió cuando vio la escena en donde decían “odio a los putos Eagles, man”.  Ahí dijo que podían tener la canción.


9. Vin Diesel se puso un tatuaje falso de “Dungeons and Dragons” en “XXX” porque le encanta

Columbia Pictures

El actor está obsesionado con el juego de rol, por lo que se lo hizo para el rol que requería muchos tatuajes.


10. Una película nominada al Óscar interrumpió a otra. “Sin lugar para los débiles” y “Petróleo sangriento”

Miramax Pictures

Ambas películas se filmaron en Marfa, Texas. “Petróleo sangriento” causó tanto humo para una de sus escenas, que arruinó la filmación de sus colegas y tuvieron que detener su trabajo por todo un día.


11. Alex solo tuvo una serpiente de mascota porque el actor de “La Naranja Mecánica” les tenía terror

Warner Bros.

El director Stanley Kubrick era famoso por poner incómodo a sus actores para obtener actuaciones mas realistas. Cuando se enteró de la fobia de Malcom McDowell, decidió inmediatamente agregar una serpiente a la historia, sin mayor razón aparente.


12. Jim Carrey necesitó entrenamiento para soportar la tortura para la película del Grinch

Universal Pictures

El maquillaje para preparar a Carrey demoraba 8 horas y media y dice que se sentía como “estar quemándose vivo”. El primer día de grabación le dijo al director que no podía continuar con el trabajo. Para ayudarlo, el productor Brian Grazer llevó a un hombre que entrenaba a la CIA para tolerar las torturas y así Carrey aprendiera a lidiar con el maquillaje.


13. Sean Connery se rompió la muñeca por culpa de un intenso instructor en “Nunca digas nunca jamás”

Warner Bros.

En medio de la filmación de la película de James Bond, Connery estaba tomando clases de artes marciales para la películas. En el proceso, se quebró la muñeca cuando el instructor fue más allá de lo permitido con el entrenamiento. Su profesor era Steven Seagal.


14. La tragedia personas de Mandy Patinkin lo ayudó para su icónica actuación en “La princesa prometida”

20th Century Fox

Patinkin admitió que se identificaba con el personaje que busca venganza para saber quien mató a su padre, debido al cáncer que tuvo su padre. En la película, el personaje Inigo Montoya mató al asesino de su padre.


15. El director tuvo que probar en la corte que los actores de “Holocuasto caníbal” seguían vivos

United Artists Europa

Fue una de las primeras películas en utilizar la técnica de falso-documental. Data de 1980 y sigue una grupo de personas en el Amazonas en que tienen la peor aventura de sus vidas. Fue tan realista, que muchos pensaron que la grabación era real. Junto a la técnica de pedirle a los actores por contrato de no aparecer por un año completo en los medios, el pánico aumentó y la película fue confiscada por la justicia a 10 días del estreno. El director fue forzado en aparecer en una corte italiana junto a los actores para probar que todo era falso.