Por Ronit Rosenberg
7 marzo, 2018

Aún no puedo superar el quiebre número 9.

Engancharse realmente con una serie o película tiene sus riesgos emocionales. ¡Que levante la mano quién no ha llorado al menos en una escena!

Yo claramente no la puedo levantar, ya que con cualquier serie o filme que me atrape entre sus historias, sufro, lloro, río y disfruto con sus personajes como si fuesen parte de mi vida real.

Estas parejas sin duda que me rompieron el corazón. Y lo peor de todo, es que fue así tan repentino y sin precedentes, que jamás pude prepararme.

Estaba todo hecho para que permanecieran juntos que aún no supero ni perdono el engaño y traición de los escritores de estos guiones. Que alguien me diga por favor en qué estaban pensando cuando decidieron separarlos…

1. Mike y Susan (Desperate Housewives)

ABC

2. Emily y Maya (Pretty Little Liars)

ABC


4. Serena y Nate (Gossip Girl)

CW

5. Lucas y Brooke (One Tree Hill)

CW

6. Stefan y Elena (The Vampire Diaries)

CW

7. Pocahontas y John Smith (Pocahontas)

Disney

8. Harry Potter y Hermione (Harry Potter)

Warner Bros

9. Mia y Sebastián (La La Land)

Summit Entretainment

10. Andie y Duckie (Pretty in Pink)

Paramount Pictures

11. Jack y Rose (Titanic)

Paramount Pictures

12. Joey y Phoebe (Friends)

NBC

13. Katniss y Gale (Hunger Games)

Lionsgate

14. Eric y Sookie (True Blood)

HBO

15. Jack y Ennis (Brokeback Mountain)

Focus Features

¿Por qué la vida de ficción también es tan cruel?