Por Antonio Rosselot
4 junio, 2019

En «Rocketman» se abordan sin anestesia los temas de la homosexualidad y el abuso de drogas, lo que la hace más real para los espectadores, quienes pueden conocer las dimensiones escondidas del famoso Elton John.

Las películas biográficas ciertamente han dado que hablar en los últimos años. Desde la magnífica interpretación del físico Stephen Hawking que hizo Eddie Redmayne en «La Teoría del Todo» hasta la aclamada «Bohemian Rhapsody», que ganó cuatro Oscars en 2018, estas películas permiten conocer la vida personal y colectiva de algún personaje que tiene su lugar en la historia, dándonos distintas perspectivas sobre su manera de ser y la forma en que encaran los distintos desafíos que se les plantean.

Siguiendo esta tendencia, hace pocos días se estrenó en España la biopic «Rocketman», que cuenta sobre la vida y obra del reconocido cantante Elton John. Las críticas señalan que es una película mucho más inspiradora y real que «Bohemian Rhapsody», por ejemplo, y a continuación la analizaremos para que ustedes saquen sus propias conclusiones y vayan a verla cuando se estrene cerca de sus casas.

1. Elton sin anestesia

Paramount Pictures

Generalmente, las biopics se tratan de ensalzar a la figura principal, sin darse muchas vueltas con las partes oscuras de su vida (las cuales todos tenemos, obviamente, pero es una fórmula que a no muchos directores les acomoda). En el caso de Rocketman, la película comienza con Elton John llegando a una reunión de alcohólicos anónimos para contar sus dramas con el trago. Eso habla de una vulnerabilidad que se muestra de manera evidente a lo largo de la película, estructurada por el mismo relato del cantante, y que también se extiende a los problemas que tuvo por su orientación sexual y el abandono de su familia.


2. El personaje y su mutación

Paramount Pictures

A diferencia del personaje de Freddy Mercury en «Bohemian Rhapsody», el papel que hace Taron Egerton interpretando a Elton John tiene unos inconfundibles tintes de verosimilitud. Si bien es algo distinto en cuanto a su aspecto físico, el desarrollo real se hace en la dimensión interior del personaje. Egerton supo representar bien quién era Elton John, sus actitudes y líneas de pensamiento, lo que se tradujo en una serie de movimientos y gestos que replican con exactitud al famoso cantante. Además, Egerton entrenó para ser él quien cantara las canciones en la película, sin hacer uso de montajes de voz.


3. ¿Es realmente una biopic?

Paramount Pictures

La respuesta es NO. Ante la duda de hacer una biopic común y corriente, con una línea más estructurada en lo narrativo, o un musical, para ensalzar las canciones que representan la historia de Elton John. El director de la cinta, Dexter Fletcher, se decantó por la segunda opción, en la cual las canciones sirven para darle progresión a la trama.


4. Un genial reparto de apoyo

Paramount Pictures

Si bien Egerton es la figura excluyente de esta película, cosa que es lógica, eso no significa que los personajes secundarios no tengan relevancia. Los papeles que hacen Jamie Bell, Richard Madden y Bryce Dallas Howard son perfectamente complementarios a la figura de John, y ayudan a entender mucho mejor a este complejo personaje.