Por Pamela Silva
4 junio, 2019

Obvio que la película no sería lo mismo sin Keanu, pero hay muchas otras razones que hacen a John Wick el héroe de acción que llevamos años esperando 🤩

John Wick debería haber sido solo una película pequeña, que acabaría con el asesino caminando de vuelta a casa en compañía de su nuevo perro y de la cual posiblemente muchos nunca se enterarían existe, pero claramente no fue así.

Se acaba de estrenar la tercera entrega de la saga y ya se confirmó una cuarta parte, todo por el éxito de taquilla que ha sido Parabellum, una película de la que todos están hablando y que definitivamente todo el mundo conoce.

Mikel Zorrilla de Espinof hizo un recuento de las razones que llevaron a esta pequeña película a convertirse en una saga famosa a nivel internacional que convirtió a John Wick en el héroe de acción más importante de la última década (y de muchas más, si me preguntan).

1. Uff, nada como estas escenas de acción

Summit Entertainment

Sí, muchas películas actualmente tienen grandes escenas de acción que nos tienen a todos al borde del asiento, pero tal como dicen en Espinof ninguna lo hace tan bien como la saga John Wick.

Las películas del sicario favorito de todos están perfectamente coreografiadas, los múltiples planos en cada escena impide perderse algún momento de la pelea y se nota muchísimo la inspiración en el cine asiático para grabar cada enfrentamiento.

Además, la versatilidad que tiene John para matar a sus enemigos hace que cada escena sea interesante e imprevista, lo cual nos mantiene a todos siempre gratamente atentos y sorprendidos.


2. Por supuesto, Keanu es un factor importante

Summit Entertainment

Si bien Keanu no es la única razón por la cual las películas de John Wick son maravillosas, sí es un factor importante -no por nada es el protagonista de la saga-. Es gracias a él que hemos logrado tener a este asesino cuya motivación se basa enteramente en sus sentimientos, pero que mantiene una expresión fría e inescrutable que todos admiran.

Además, no podemos pasar por alto que tiene más de 50 años y sigue haciendo sus propias escenas de acción con una gracia que ningún jovenzuelo podría imitar. Definitivamente, Keanu convierte a John Wick en el anti-héroe perfecto.


3. La película habla por sí sola

Summit Entertainment

Cuando estrenaron la primera película de John Wick, no llegó a muchos cines internacionales como los de España o varios en Latinoamérica. Tampoco tenía un gran plan de promoción para hacer que todo el mundo se enterara de su existencia, sino que simplemente habló por sí sola.

Lo buena que es la primera cinta hizo que poco a poco el nombre de John Wick fuera cada vez más conocido entre la población mundial y así fue como logró concretar una segunda entrega, que luego se convirtieron en dos cintas más.


4. Su maravillosa mitología

Summit Entertainment

John Wick es un gran sicario, pero es el mundo en el que se desenvuelve una de las cosas que más llama la atención. El hotel Continental, las monedas de oro, los contratos y todos los detalles que en la película nunca se molestan en explicaros concretamente pero que poco a poco detallan cada vez más.

El mundo de los sicarios de John Wick es interesante, cada vez quedamos con ganas de saber un poco más de como es esta sociedad secreta que se funciona lejos del amparo de las autoridades y eso nos hace tener ganas de ver una nueva película para obtener nuevos detalles que ayuden a completar la visión de mundo que tienen.


5. Hay que ser honestos, ya no se hacen películas de acción como antes

Summit Entertainment

Quizá si John Wick hubiese sido estrenada hace 15 0 20 años no habría tenido tanto éxito como ahora, porque en ese entonces las películas de venganza y peleas estaban completamente de moda. Hasta que llegaron los superhéroes y fueron otro tipo de peleas las que marcaban la pauta.

En ese contexto, John Wick nos recuerda porque el asesino solitario y experimentado siempre es tan interesante, admirado y temido. Y lo hace de una forma monstruosamente divina, no por nada es el mejor héroe de acción de esta era.