Por Lucas Rodríguez
28 marzo, 2019

La actriz, hoy conocida por protagonizar Bird Box, era la primera opción de los directores. Keanu Reeves habría sido un reemplazo de último minuto.

Hay películas que es imposible imaginarlas con otros protagonista. Star Wars con otra persona haciendo de Luke Skywalker o Indiana Jones sin Harrison Ford parecen ideas ridículas. Pero a veces se revela información que prueba que estos castings ideales, a veces fueron solo suerte. 

Ahora que cumplirá 20 años desde su estreno (fue el 31 de marzo de 1999), Matrix es una de estas películas que acaban de revelar una verdad desconocida. Se trata de que su protagonista, Neo, el personaje que es imposible de separar de Keanu Reeves, estaba pensado para otra persona. 

Ni siquiera otro hombre. Otra persona completamente distinta: Sandra Bullock.

https://www.instagram.com/p/BvUwjRVAc52/

La actriz de Miss Simpatía y Bird Box era la persona en la que las hermanas Wachowski habían pensado mientras escribían el guión de la película que los lanzaría al estrellato mundial. Pero cuando la actriz negó el papel, se vieron obligados a cambiarlo drásticamente. 

Otros actores a los que les ofrecieron el papel fueron Will Smith, Brad Pitt y Leonardo DiCaprio. Todos pasaron por compromisos que ya tenían. Finalmente dieron con Keanu, quien venía de coprotagonizar «Alta Velocidad» nada menos que con Sandra Bullock. 

Bullock negó el papel para protagonizar Miss Simpatía, la película que la terminaría por convertir en una en las actrices más populares del momento, por lo que de todas formas llegó a donde Matriz la habría llevado. Aunque según la información de The Wrap, hoy Sandra se arrepiente de haber dejado pasar ese papel.