Por Pablo Román
14 septiembre, 2018

Dejan claro que alguien “estaba en ácido”.

¿Grease, Vaselina o Brillantina? Da igual, estoy casi seguro, un 90 por ciento, de que la viste o por lo menos has escuchado una de sus canciones. John Travolta estaba joven, en serio, realmente joven cuando rodó este filme, con unos 24. Y no sólo él, Olivia Newton-John también lo estaba…¿Qué venía a contarles? Ah, sí, su personaje en realidad murió en la película.

Es decir, eso es lo que dicen y las cosas acaba de revivir, ya que la cinta cumple 40 años de su estreno.

Nuestra historia de hoy comienza en 2016, cuando un grupo de fanáticos dejó llevar su imaginación hasta el delirio.

Y Travolta le ha dado el peso. 

Shutterstock

¿Qué es lo que andan diciendo por ahí?

Sandy, el papel que hace Olivia, en realidad murió ahogada en la playa luego de conocer a Travolta, digo, Danny.

Todas las canciones y bailes, en realidad, eran parte de los sueños de la rubia producidos en el coma en el que se encontraba.

Es por esa razón que, en la última escena, el automóvil se eleva hacia el cielo. En pocas palabras, Sandy encuentra la paz eterna (se muere).

Shutterstock

Travolta acaba de hablar con USA Today al respecto y sí, en parte valida esta teoría.

Lo amo, la imaginación es asombrosa. Estas cosas cosas tienen que pasar a algo atemporal como esto. Es tan divertido”, explicó al medio.

Pero, como todo en la vida, Travolta le cortó las alas.

“Podría divertirme con eso. Pero conozco a los escritores de Grease, y estuve allí en los días del origen. No lo puedo llevar tan lejos”, explicó.

Olivia, por otro lado, también habló al respecto.

“Pensé que era delirante. Pero pensé que si eso era verdad, somos el primer musical zombie. Creo que nos vemos bastante bien considerándolo”, bromeó.

Aún así el tema continúa, ya que en Reddit, acaba de reaparecer la idea de que Sandy se suicidó casi al finalizar la película, haciendo que la última escena, la del auto, sea el último pensamiento que tuvo antes de morir.

La base es la canción Look at Me, I’m Sandra Dee, donde al finalizar Sandy dice “adiós a Sandra Dee”.

Los creadores del libro original hablaron con People y dejan claro que “Sandy estaba muy viva” al final de la película.

Y recalcaron que el que creó la teoría “debía estar en ácido”.